La clase media ha sido traicionada y sobre ella recaen todos los esfuerzos y sacrificios. Hay salida.

Mediante la financiación ilegal de los partidos políticos, los bancos y grandes compañías consiguen una enorme influencia a la hora de configurar nuestro modelo de sociedad. Estos son algunos ejemplos:

Si la banca anda baja de liquidez se le permite sacar el timo de las obligaciones preferentes (850.000 personas a las que se han estafado 42.000 millones de euros) con todas las bendiciones del Banco de España, la CNMV y el Gobierno de turno.

Si eso no es suficiente, se rescata a nuestra banca con el dinero de los contribuyentes (otros 172.000 millones), sin consultarnos si estamos de acuerdo y sin tan siquiera establecer unas nuevas normas que limiten su actuación e impidan que en un futuro vuelva a repetirse la crisis.

Si aún no basta, pues se crea un “banco malo” con dinero de nuestros impuestos, y se les compra todos sus desechos inmobiliarios (89 000 pisos y 13 millones de suelo edificable) al precio de 79.000 millones de euros.

Pero no solo los bancos financian a nuestros partidos, también lo hacen las grandes empresas y las grandes fortunas, y como consecuencia de eso:

De todo lo que se recauda en España el 90% procede de las rentas del trabajo medias y bajas.

Pese a que  los 20 españoles más ricos tienen el mismo patrimonio que los 5 millones más pobres.

Ya que, por un lado, si tienes 2.4 millones de euros puedes montar  una SICAV. En tal caso los rendimientos del patrimonio tributan al 1%, pero si solo vives de tu sueldo se te aplica un tipo impositivo 20 o 30 veces mayor.

Por otro lado, también las empresas con beneficios de millones de euros pagan impuestos a un tipo muy inferior a las pequeñas, casi sin beneficios, porque existen una serie de desgravaciones fiscales que solo afectan a quienes tienen enormes facturaciones.

Pese a eso, según informa la asociación de inspectores de Hacienda, en 2012 las grandes fortunas y grandes empresas evadieron al fisco 42.000 millones de euros, el 71,2% del fraude fiscal en España, y aunque esta asociación viene reclamando desde hace años que se persiga a esas grandes bolsas de fraude, el 80% de los recursos del ministerio se dedica a investigar a autónomos, microempresas, pymes y asalariados.

Tenemos un nivel de paro del 26%, el más alto de la UE (peor que el de Grecia), con más del 54% de los jóvenes queriendo trabajar y sin conseguir un empleo. 1,8 millones de familias tienen a todos sus miembros en paro.

Y encontrar empleo se ha convertido en algo provisional, porque tenemos el nivel más alto de contratos temporales de la OCDE, un 62,4%. Aquí también batimos records.

La protección de los trabajadores se ha reducido a un nivel tal que se ha convertido en un lujo el sueldo de “mileurista” y encontrar empleo ya no te saca de la pobreza. http://ow.ly/th0vn

Y el 48% de nuestros jóvenes ha llegado a tal grado de desesperación que está dispuesto a aceptar cualquier trabajo, en cualquier lugar, con cualquier sueldo.

Mientras tanto, en 2013 los directivos españoles aumentaron su sueldo un 7%, mientras reducían plantillas y salarios de sus empleados.

En el primer semestre de 2013 hubo casi tantos desahucios como durante todo 2012

Estos son asolo algunos ejemplos del nuevo modelo de sociedad que se está configurando, y que en esencia consiste en descomunales ingresos para los ricos y trabajar para no salir de la pobreza como un privilegio para el resto. Nos dirigimos a una nueva Edad Media, en la que los ricos son cada vez más ricos y poderosos y la clase media queda reconvertida en fuerza de trabajo barata y desechable. Estamos en la democracia que Stiglitz, premio Nobel de Economía, ha definido como de un dólar un voto.

Y los ciudadanos solo tenemos como resorte legal para defendernos a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP), por la que, en teoría, podríamos cambiar las leyes que no nos parecen justas. Pero en la práctica la decisión final sobre lo pretenden los ciudadanos que promueven una ILP la toma el Congreso, y de las más de 90 ocasiones ha sido presentada una ILP desde que tenemos democracia, sólo dos veces el Parlamento ha dicho sí en temas anecdóticos (fiesta taurina y juntas de vecinos en la propiedad horizontal), el resto de las peticiones han sido denegadas.

La única salida es que la ILP no sea aprobada por el Congreso, sino mediante referéndum vinculante (como ocurre, por ejemplo, en Suiza), y esto es lo que intentamos conseguir en www.haysalida.org

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar