Vivir peligrosamente

En la Historia las aguas estancadas, sean las de la costumbre o las del despotismo, no toleran la vida; La vida depende de la agitación que realizan unos pocos individuos excéntricos. En homenaje a esa vida, a esa vitalidad, la comunidad debe aceptar ciertos riesgos, debe admitir una porción de herejía, debe vivir peligrosamente si es que quiere vivir.

Herbert Read

Qué paradoja tan grande que el himno de Europa sea la “Oda a la Alegría”. Si este símbolo representara con fidelidad el devenir de la idea original que teníamos de ella, deberían plantearse seriamente la posibilidad de sustituirlo por el “Réquiem” de Mozart.

Muy lejos queda la idea de una Europa basada en la Unión y Solidaridad entre los Pueblos. Se han encargado sus dirigentes ególatras de machacarla a golpe de humillación.

Nos están hundiendo en el asco de ver que no les importa el sufrimiento de un pueblo, empeñándose en cobrar en sangre y lágrimas una deuda imposible.

¡Vanidosos que están dispuestos a seguir un juego chulesco de ultimátum sin darse cuenta de que a fuerza de fardar están a punto de arrojar al río la piedra que tienen sujeta al cuello!

Querido pueblo griego, dime ¿Cómo quieres morir? Hasta la posibilidad de contestar a esta pregunta quieren negarte pues el hecho de que un Gobierno pregunte al pueblo que lo eligió sobre asuntos tan nimios es Demagogia.

Han dejado muy clarito desde Bruselas que Grecia perdió todo su derecho a tener Dignidad que el único derecho que le resta consiste en pagar, pagar y pagar y de paso, servir de ejemplo para el resto de desgraciados que se unen acojonados a la teoría destructiva impuesta por la estrella más gorda que lo engulle todo.

Estáis copando el vaso, estáis despertando a la fiera hasta ahora adormecida por el hambre de pan y justicia. Pandilla que lucís ropa de firma y os paseáis en coches oficiales antes de acudir a tribunales imputados de cualquier guarrería.

El pueblo griego carga sobre sus espaldas la frustración del resto de  los pueblos y no acepta  bajo ningún concepto la imposición de un acuerdo con el Eurogrupo que le impida aplicar las políticas que aprobaron democráticamente y que estiman que son las convenientes para salir del agujero en el que están sumidos. Si así lo hicieran deslegitimarían sus propias decisiones y por lo tanto, su determinación.

Hacéis mal en temer más a la Justicia Divina que a la Justicia de un Pueblo que os está observando, sabe qué hacéis y como lo estáis haciendo.

Artículo escrito por: @BeaSnchsRufo

Beasanchezrufo

Feliz sintiéndome fuerte para cargar mi mochila

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar