UPyD saca a relucir su naturaleza falangista e insta al Gobierno a suspender la autonomía de Catalunya

El Parlament de Catalunya aprobó ayer jueves llevar la consulta al Congreso de los Diputados, e inmediatamente después, el partido Unión Progreso y Democracia (UPyD) ha movido ficha. Y, como no podía ser de otra manera, lo ha hecho con su mano derecha, dirigida hacia el camino del fascismo.
Agencias/Prensa

La formación liderada por Rosa Díez ha instado al Gobierno central a aplicar el artículo 155 de la Constitución española que contempla la suspensión de las autonomías en caso de que incumplan las obligaciones de la Carta Magna. Aquel artículo que los militares fascistas impusieron en la mesas, junto al artículo 2, el 8, y algunos otros similares, para garantizar que todo quedaba “atado y bien atado”. El artículo de los que defendían el “España una y no cinquentayuna”, la esencia de UPyD.

Es decir, que, según el partido neofalangista, el Ejecutivo debe “adoptar las medidas necesarias para obligar a aquella al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general”, según reza el artículo constitucional. Que la petición esté respalda por una abrumadora mayoría del pueblo catalán, no tiene la menor importancia. Todo sea por la España una, grande y libre, unidad de destino en lo Universal.

El partido considera que el Gobierno “no se puede mostrar impasible ante el desafío lanzado al Estado de Derecho por el gobierno catalán” y puntualiza que no basta con reiterar que la consulta no se va a celebrar. Tal vez el siguiente paso, si este no les resulta eficiente, o despierta un todavía mayor apoyo popular al proceso, sea pedir que el ejército tome al asalto el Parlament o que las tropas de la legión entren desfilando por las calles de Barcelona, junto a la Guardia Civil.

De momento, el partido ultraderechista ha presentado una interpelación urgente al Ejecutivo de Mariano Rajoy para que explique qué medidas piensa adoptar “para garantizar la protección del interés general y el cumplimiento de la legalidad, quebrantada por diversos actos”. Luego ya veremos lo que se pide.

En concreto, UPyD destaca en el escrito la fijación de la fecha de la consulta, prevista para el próximo 9 de noviembre; la determinación de las preguntas del referéndum; la elaboración de un censo electoral “al margen de la vigente ley orgánica de régimen electoral general (LOREG) o la posible creación de una Agencia Nacional de Seguridad”. La ley española aplastando la voluntad democrática de un pueblo, nada nuevo bajo el sol, pues. Lo único que se puede esperar de un partido así, guardian de las esencias del auténtico falangismo español y poco dado a innovar en estos aspectos. Con la tradición española de “toda la vida”, les basta.

Fuente

Adrian

Adrian

INCONFORMISTA             -×-

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar