PSOE: Traición al Obrero

Hoy vengo a hablaros de una traición; de una traición perpetuada en el tiempo durante décadas, concretamente una traición contra quienes con fé y esperanza en un mañana mejor, confían ciegamente en un traidor [o varios de ellos].

Quizás lo adecuado fuese retrotraernos a los orígenes de la bajeza humana, a la noche de los tiempos, a la milenaria cueva donde nació el primer “líder” pero eso sería distorsionar la realidad actual de una sociedad moderna y con capacidad para reflexionar, incluso podríamos caer en la vacua justificación del comportamiento actual.

La realidad que nos ocupa es otra, mucho más cercana y que no requiere de un sesudo análisis antropológico, la traición de los valores, de los principios que se dicen defender y con cuya defensa se obtiene el favor en democracia.

Veía hace pocos días a un líder “Socialista” en un video recuperado de la perdida memoria, defender que a la política no se puede ir para enriquecerse, muchos ya sabréis de quien os hablo, si, del expresidente reconvertido a consejero de una empresa gasística, un “Socialista” contemporáneo, de los que decidieron que “el yo” era más importante que “el todos” de esos a los que la riqueza les brotó cual seta al cobijo de la sombra.

Decía un señor nacido en Priamujino, que la riqueza no derivada del propio trabajo, se toma necesariamente del trabajo de otro, ¿cuántos obreros se habrán visto pues privados de justa remuneración, para que alguno amase tales bienes como los del “Líder Socialista Contemporáneo”? y es que si dices defender al obrero, es lógico que te tachen de traidor cuando le robas.

En lo local, lo mas próximo, este que te escribe podría relatar cómo la esperanza que sobrevolaba San Telmo, se esfumó al impactar de lleno con la realidad de las cosas, “No puede pretender gobernar con el voto de los Socialistas quien tanto dolor ha provocado” decía una de las nuevas promesas del “Socialismo” y tal como lo dijo; en una muestra de superficialidad moral, dió media vuelta e hizo lo contrario, permitir que gobierne con el voto “Socialista” aquel que tanto dolor ha causado.

Y es que tampoco podemos ponernos exquisitos cuando se trata de provocar dolor ya que algunos tienen en su haber la generación de más sufrimiento del que cabría esperar  de un “Socialista”, no debemos olvidar que cuando te quitan derechos, duele mucho más si el que lo hace, lo hace traicionando la confianza que depositas en el.

Entre las nuevas promesas del “Socialismo” podemos contar con Vascos que donde defendieron más y mejor democracia; ahora defienden Gestoras y votos delegados, jóvenes Madrileñas que nos hablaban de la irrevocable legitimidad de una dirección elegida por sufragio y que ahora defienden lo contrario, lideres castellano-manchegos, extremeños y valencianos que deciden de espaldas a quienes dicen representar y a quienes pidieron el voto para hacer otra cosas muy distinta a ser sostén de la derecha.

Una larga lista de personajes que se dicen “Socialistas” por tener un carnet de un partido que también se dice “Socialista” pero no te engañes, ponerse a sí mismo un apelativo, no indica que tal apelativo sea correcto ni cierto, uno puede estar de acuerdo con los ideales socialistas y no practicar ni uno solo de ellos, incluso se puede exigir que no se venga a la política a enriquecerse y luego…

Sobre el depuesto secretario general del partido autodenominado “Socialista” también tengo algo que decir, pero eso será en otro momento.

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar