Sentencias del Caso Nóos: ¡NO SOMOS TONTOS!

El fallo de la Audiencia Provincial de Baleares sobre el caso Nóos deja completamente diáfano, en mentes no obstruidas o tan bloqueadas que solo introspeccionan hacia el propio ego, que la Justicia tiene doble interpretación dependiendo del pedigree del apellido a tratar.

Por mucho que se empeñe el juez o cualquiera de las reales instituciones, por desgracia para ellos, la sociedad civil española (quizá la gran mayoría) no es idiota, y remarco hasta la saciedad este término, porque estamos ante la sociedad donde albergan las generaciones mejor preparadas de nuestra historia. Una sociedad que entiende de leyes, entiende de delitos, entiende de compromisos estatales, entiende de contabilidad y posibilidad de adquisición. Sí, si entiende, no como Cristina de Borbón que era una  verdadera ignorante en su matrimonio, constatado en el fallo. Y sobre todo, esta sociedad entiende como funciona toda la estructura institucional, como se organiza y ejecuta para acampar a sus anchas sin dejar la mínima huella. Y si queda rastro no tienen escrúpulos para inventarse pruebas y argumentación, que refrenden esta estructura clientelar. Una configuración organizada, que si sale mal el plan, sólo pringan los de siempre, el que cumple minuciosamente con el pago de sus impuestos, concienciado que irá a parar en el bien común; y cuatro cabezas de turco, que son los que pasaran años a la sombra.

El poder tiene muy bien ideada una estrategia basada en intentar idiotizar a la sociedad. Hacerla indolora, pasiva y amordazada, una completa sumisa. En parte esta inculcación funciona porque esta sociedad atemorizada y cogida por los machos no se revuelve ante el poderoso depredador y le hace cara. No tiene el mismo acto reflejo que la hormiga que se encuentra atrapada en la tela de araña, y a pesar de su poca capacidad de escapatoria, intenta no ser presa fácil y huir. Y este colectivo social hace tiempo que no se unifica y combate al adversario cuando se ve presionado por las injusticias, cuando se le trata de deshecho de tienta por las élites (emporcando sus derechos y siendo tratados con doble rasero), cuando surgen tantas faltas de respecto al intelecto y a los valores colectivos, tantas deslealtades… Es igual que el trato con una persona maltratadora, hay que gritar bien fuerte ¡Tolerancia Cero!

Que por expresarse públicamente, defender tus derechos y hacer que se respete  el incumplimiento igualitario de la ley (como está implícito en el concepto de justicia, siendo un pilar fundamental, y que con esta sentencia la Audiencia Provincial de Baleares ha vulnerado) no pasa absolutamente nada, incluso es higiénico en Democracia.

Antihigiénico y antisistémico es secuestrar y politizar la Justicia. Donde se diferencian ciudadanos según su rango social y procedencia. Así para unos la frase“Hacienda somos todos” es solo un lema para la publicidad, tener una firma junto a la de tu cónyuge en una sociedad de dudosa dedicación es una nebulosa de enamoramiento, mientras que para otros, estos mismos hechos son delictivos y la Fiscalía del Estado no ejerce como abogado de la acusación. Es más, Cristina de Borbón sale absuelta de un caso que si su presencia no hay caso. ¿Podría Urdangarín operar sus negocios si no estuviera casado con un Borbón y no siendo un cargo público?

Que no señores, que por mucho empeño que pongan, no somos tontos. Y sabemos que tenemos una Justicia a la carta, donde unos privilegiados pueden escoger el sitio en que cumplir condena. Un lugar tranquilo y con vistas al mar. El único consuelo que tenemos es que podemos decir que dentro de la familia del Rey hay un delincuente contrastado y una tonta oficial.

Por: Alejandro Picazo Martínez

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar