Réplica al artículo “Venezuela y la muerte del periodismo español”

Coincido plenamente con la idea de que el periodismo como industria que es, es manipulable y es fácil usarlo para hacer creer cualquier cosa a cualquier persona –manipulable o sin capacidad de discernimiento- hay muchas formas de tergiversar los hechos, una es directamente mentir descaradamente y otra -la más inteligente- es usar lo que llamamos medias verdades, es decir utilizar datos reales y meterlos en medio de una narrativa falsa, una historia inventada de tal modo que le dé cierto barniz de verdad.

Vivimos tiempos aciagos, en eso también estoy de acuerdo…aciagos sobre todo porque muchas de nuestras estructuras mentales, conceptos, ideologías y prejuicios se ven forzados hasta el límite ante la realidad. Eso incluye darse cuenta de lo mal que están las cosas a nivel mundial, en muchos frentes y en muchas áreas, la miseria, las guerras, los refugiados, la sordera de los gobiernos, un sistema que ya no da para más y un largo etc… Pero sobre todo, en lo personal, no me deja de asombrar el nivel de cinismo que dirigentes e incluso personas de a pie, buenas personas, aparentemente abiertas y lúcidas pueden llegar a tener por el simple temor de verse en la tesitura de cambiar sus propios paradigmas, la palabra cambio a algunos les da miedo y creo que también hay que valorarlo como algo normal… Pero a veces no queda otra ante una realidad abrumante que nos empuja a la actualización de nuestros conceptos.

Dicho todo lo anterior, quiero –como venezolana y española- hacer uso del derecho de réplica, no porque esté escrito en ningún papel, sino más bien como una práctica de diálogo necesaria.

Respecto al breve resumen hecho por el/la autora sobre la última década del siglo XX en Venezuela voy a empezar también dando la razón en ciertos datos, lo primero es que es cierto que en Venezuela en esa época había una crisis social, esto se debía a una serie de factores: bipartidismo, corrupción, desigualdad social y bajísimos niveles de ingreso petrolero con un precio del barril entre los 12 y 20 USD en década de los 90. Venezuela al ser un país petrolero, ha vivido casi en exclusiva de él desde su descubrimiento y comienzo de explotación en 1918, y aún más a partir de que Venezuela impulsara la creación de la OPEP a inicios de los 70 y de su posterior nacionalización en 1976 durante el Gobierno del Presidente Carlos Andrés Pérez (del partido Acción Democrática, miembro de la internacional socialista).

En 1992 Chávez, por aquel entonces Comandante (ojo al componente militar) dio un golpe de estado, su análisis y el del grupo de militares que lo apoyó sobre la situación en ese momento era correcta, repito, la desigualdad social era abrumadora y los casos de corrupción era noticia habitual en los telediarios. Hubo muertos, todos ellos dolorosos, pero también hay que decir que casi todos militares que se enfrentaron entre ellos y algunos delincuentes que aprovechaban para saquear, esto no tengo que mirarlo en internet… Lo viví personalmente.

El golpe de estado fracasó, Chávez fue a la cárcel y fue indultado a los dos años y pico por el entonces Presidente Rafael Caldera (Copei, partido social cristiano… Ojo, misma tendencia que Martin Luther King).

Insisto en el tema de los partidos porque mucho se habla de la derecha venezolana, cuando de facto no hubo nunca un partido de derechas allí, el paradigma latinoamericano es distinto respecto al europeo, usualmente la derecha allí está representada por militares que toman el poder y no lo sueltan convirtiéndose en dictadores apoyados por algunos empresarios.

Chávez llegó a las elecciones de 1998 como la gran promesa y esperanza del pueblo venezolano y ganó las elecciones con abrumadora mayoría… Me incluyo entre quienes votamos por él e incluso puedo contar que mi padre fue parte del equipo de su campaña. Y digo esto para que no se crea o se diga que soy de derechas o algo similar. Chávez fue para todos, el sueño, la ilusión de un país diferente más justo, más digno, más grande.

El problema que tiene la esperanza, cuando es tan grande y está representada en un hombre es que esta puede tomar derroteros personalistas y populistas con graves consecuencias. Y allí es donde entran los datos necesarios para hacer el análisis.  El barril de petróleo durante los 16 años que ha durado el chavismo en Venezuela ha rondado una media de 80 unidades por barril, es decir 4 veces más que antes, la mayor bonanza petrolera de todos los tiempos.

Vayamos a la parte positiva: hay mayor alfabetización, hay mejor comida en las escuelas públicas… Pero ojo, esto no fue inventado por Chávez, ya existían programas que se encargaban de ello, en un inicio se crearon fondos para mejorar esta parte y sobre todo, a nivel psicológico la gente de a pie se sintió incluida en la sociedad y dueña de su destino, esto pasa cuando le recuerdas a las personas el poder que tienen… Todo esto es cierto, aun así debo dar ciertos datos que creo relevantes para valorar la situación.

La alfabetización de Venezuela forma parte de un programa de adoctrinamiento agresivo implantado por el chavismo, las cartillas para aprender a leer pasaron de ser “MI MAMÁ ME MIMA” a “MI COMANDANTE ETERNO ME SALVA”. Los programas de alimentos incluyen en la mayoría de los casos la “necesidad” de ser del PSUV (partido socialista unido de Venezuela, partido chavista), esto es, si tienes el carnet tienes la comida. Quizá a mí no me educaron bien, pero para mi es fundamental para la dignidad humana que uno mismo gane su pan, de una forma u otra y que sólo sea en casos de necesidad que el gobierno intervenga, la dependencia al paternalismo del estado no es una buena vía para el crecimiento ni de una persona ni de un país, o al menos es lo que creo… Y no veo digno pasar horas haciendo una cola para que te regalen un pollo… Y hablando de eso ¿por qué necesitan hacer cola los venezolanos para obtener un pollo? Porque la industria nacional venezolana se deteriora, debido a expropiaciones (por cierto, en su mayoría no pagadas) y cierres de empresa promovidos desde el Gobierno, que a veces luce simplemente paranoico ante cualquier hijo de vecino que quiera ponerse su empresita, pero a veces – más siniestro- parece tener un buen plan para anular cualquier fuente de libertad del individuo, esto es – poder elegir el producto, la marca, el pollo, el pavo, o lo que simplemente te dé la gana comer… Para imponerte el pollo traído de Brasil intercambiado por el preciado líquido que es el petróleo.

Vayamos al tema del uso del petróleo: dos cargueros de petróleo regalados al día a Cuba, a cambio del uso de “médicos” cubanos que equivaldrían en España a practicantes o enfermeros, auxiliares o similar, el gobierno de Venezuela paga con petróleo a Cuba el equivalente a 4000 usd en petróleo por cada uno de estos ‘cooperantes’ que van a sustituir a los muy bien valorados y formados médicos venezolanos…. Y que no son más que una fachada del servicio secreto cubano, infiltrado en Venezuela llegando incluso a posiciones de mando del ejército. ¿Qué, como lo sabemos? Por lo mismo que sabemos que nuestra amiga Esperanza Aguirre cuando fue detenida por su tema de tráfico no se fue a su casa porque ‘tenía prisa’… No sé si me explico. Volvamos al tema petróleo, LA GRAN MONEDA DE CAMBIO, el gran comprador de conciencias…Venezuela reparte a los países del área del Caribe y Sudamérica la mitad de su producción petrolera… ¡Que generosos!¿O no?… Cada país del Caribe que tenga 20 millones de habitantes o 500, es un voto ante los organismos internacionales, el petróleo prácticamente regalado, pagadero a 4 años, a precio por debajo del mercado… Ningún país latinoamericano va arriesgarse que el país con las mayores reservas de petróleo demostradas en el mundo deje de darles petróleo… ¿Quién más lo hace? ¿Quién mas calla? El gobierno de España, recordemos empresas como REPSOL, CEPSA u otras que necesitan ese petróleo y que no harán nada… porque si pasara algo en Venezuela respecto al petróleo, aquí podríamos llegar a pagar 3-4 euros por litro de gasolina, ¿Quién quiere eso?… total… lo que pase a los venezolanos no afecta… y hablando de ello, voy al tema de los detenidos ilegales,etc, que comenta el/la autora en el texto, antes había… es así, es verdad, había detenciones, había muertos, había injusticia, ¿justifica acaso eso lo que sucede hoy?… Cuando creí en el proyecto chavista lo hice para creer que eso cambiaría…os puedo decir porque lo he visto, ya que he regresado de pasar un par de años en Venezuela hace poco, hay detenciones de chavales, hay disparos de los guardias que custodian a los jefazos del gobiernos contra civiles desarmados, hay un muerto cada 20 minutos, porque han armado a la población para “defender” la revolución…y no todos son buenos, más de una persona usa el arma para delinquir. ¿Hablamos de una revolución que buscaba limar las desigualdades? Los grandes jefes del Gobierno viven en casones, escoltados por 20-30 personas, la comida se la llevan a la puerta de casa, tienen yates, tienen propiedades internacionales y unas cuentas en dólares que alucinas… ¿Dónde quedaron los sueños de igualdad? Al que se atreva y quiera ver la verdad, le invitaría a Venezuela a verlo allí, pero también puedo invitarlos a ver simplemente los bolsos que usa “la primera dama” de Venezuela, los relojes, los coches en los que van, los aviones que tienen… Repito, no me lo han contado, lo he visto yo… ¿De dónde viene este dinero? Es que curran y echan horas extras, noooo. Roban al pueblo al que juraron defender, roban a espuertas, todo el país está hipotecado a los rusos a los chinos y el mayor de mis dolores y congoja respecto a eso, es que no nos quedarán ni nuestras bellezas naturales que han sido entregadas para su explotación a potencias extranjeras.

Ahora llevemos esto a España. Supongamos que en España gana el ficticio partido llamado “Pata Negra”, al que todos vemos como la gran esperanza de cambio o lo que sea, y cuando llegan al poder empiezan a poner en sus instituciones a sus amiguetes, se visten de Prada, relojes Rolex mientras a ti y a mi nos ponen a hacer una cola desde las 5 de la madrugada hasta las 12 para darnos un pollo, eso si… Sólo si somos del partido Pata Negra, que eso lleva privilegios… Además España no vende petróleo pero pongamos que tenemos energía hidroeléctrica a tope, regalamos a los países vatios de energía para sus fábricas, su industria, etc… Porque el partido pata negra sabe que maneja un recurso valiosísimo con el que puede jugar fuerte. A ti querido autor/a, deciden que aunque eras del partido Pata Negra, como no has querido coger la “pequeña” comisión del 70% para hacer de testaferro y comprarte el ABC y cambiarle la línea editorial, te excluyen y terminas yéndote al exilio… Y encima de todo, para más iniquidad, cuando llegas al otro sitio te consigues con gente que dice que eres mentirosa y que tu país es un ejemplo para el mundo…. en fin… y por último… Los dos únicos medios de comunicación en Venezuela que no son del gobierno o de sus testaferros (que compran bajo amenazas los medios) es el periódico el Nacional y el diario TAL CUAL, a quien no permiten comprar papel para su publicación y quienes agobian con denuncias y demandas de todo tipo… Por cierto, en Venezuela todos los poderes están en manos del Gobierno… ¿Os imagináis a un presidente de España mandando a detener por la radio a un juez por un dictamen que a él no le gusto?… Eso pasa a diario en Venezuela.

Para cerrar y no marear con mucha más información, el gobierno de Venezuela es una dictadura, como persona formada en ideología de izquierda me ha costado y me duele admitirlo… Pero simplemente no hay dictadura buena, no se puede ser tan de izquierda que toques al fascismo, no se puede usar la ideología de izquierda para robar 10 veces más que la gente deplorable que te antecedió, no se puede ser más asesino, violador de derechos humanos y canalla que las personas a las que sustituiste… Justamente para cambiar eso… ese es el caso de Venezuela… El caso de un sueño pisoteado, el caso del mayor de los fracasos de la izquierda, el caso de la radicalización en la que se cumple aquello de lo opuso se toca y peor aún el caso del saqueo, del espolio, de la falta de amor y apego más profundo a una tierra rica y hermosa, que sigue siendo generosa en los frutos y riquezas que brinda a pesar de estar sometida a tantos desmanes.

Espero conseguir de aquel lado del texto un/a interlocutor/a abierto. En el caso de la muerte del periodismo…Cuidado con que terminemos siendo nosotros mismos los asesinos de la información y como tampoco creo que sea necesario excluir nada, al menos leamos todo, todas las opiniones y usemos simplemente eso que se llama sentido común.


 

Réplica de Gabriela Martín, venezolana y española a mucha honra, practicante de ambas nacionalidades, amante de la libertad y aún creyente de las virtudes de la Humanidad.

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar