¿Que hacer?

He escrito en otras ocasionas sobre la claridad a la hora de llamar a las cosas por su nombre, sobre la responsabilidad y la obligación que tienen los políticos de hablar y expresar claramente lo que está sucediendo y contrarrestar de esa forma toda la sarta de mentiras, manipulaciones y tergiversaciones, que sobre nuestros oídos vomitan a diario los fascistas del Partido Popular y algunas viejas glorias del pseudo-socialismo, reconvertidos al acomodamiento capitalista que da el dinero, los sillones y la carencia total de conciencia de clase.

Si en España alguien no tiene claro que el Partido Popular debería estar inhabilitado para ejercer como gobierno de este país, se lo debería hacer mirar. Si alguien no tiene claro que el Partido Popular ha sido la madriguera de un conjunto de señoritos cortijeros que se han dedicado sistemáticamente al robo y a la dilapidación de los bienes propiedad de los españoles, debería sentarse tranquilamente a reflexionar sobre su propia capacidad de análisis y razonamiento.LV_20151110_LV_FOTOS_D_54439728088-k3bF-U30792730627rX-992x558@LaVanguardia-Web

Nadie por muy de derechas que sea puede negar que a los que se les ha encomendado la labor de gobernar las instituciones en España, han actuado como una banda de ladrones mafiosos cuyo único interés era el enriquecimiento personal, a costa del empobrecimiento del resto de los ciudadanos.

Han tenido en sus manos todo el poder parlamentario, no solo para encubrir estas felonías, sino para construir a su alrededor un muro de contención que les protegiera en el caso de que el pueblo, harto ya de tanto abuso, osara a levantar la mano para detener tales desmanes.

Amparados en la amenaza del terrorismo lograron imponer todo un paquete de medidas legales, “Ley Mordaza”, que suponía que cualquiera pudiese ser encausado por el delito de enaltecimiento del terrorismo, con el solo hecho de que la policía así lo estimase.

En estos momento y desde hace cuatro días están detenidos dos titiriteros acusados de este delito por mostrar un cartel en su espectáculo con la expresión “Gora Alka-ETA”

Pero no importa el significado del cartel en el entorno del guion que estaban representando, lo que importa es que aparece la palabra ETA, eso lo realmente importante; eso y que es un espectáculo contratado por el Ayuntamiento de Madrid; que el Ayuntamiento de Madrid está gobernado por una coalición, Ahora Madrid, que han dado un giro de ciento ochenta grados a la forma de gobernar el ayuntamiento, que están poniendo en entredicho a los gobiernos anteriores del PP y que pueden poner en peligro a la mafia del Partido Popular si sacan a la luz toda la porquería almacenada durante años de abuso de poder en el ayuntamiento.

Poco le ha faltado al señor juez para emitir un acta de detención que no tiene fundamento jurídico alguno para mantener en prisión a estos muchachos. Pero está claro de parte de quien está el poder jurídico en España.

“Algo huele a podrido en Dinamarca”, decía Hamlet. Algo huele a podrido en España, cuando tenemos a toda una suerte de ramillete mafioso-bandolero en la calle, imputados y acusados de robo manifiesto y mantenemos encerrados a dos muchachos por una pancarta.

Algo huele a podrido cuando se califica de terroristas a dos chicos que se están ganando la vida con un espectáculo de títeres y no se califica de terroristas a los que se han llevado el dinero de los españoles a Suiza, a los que han provocado con sus leyes el empobrecimiento de los españoles, los que consienten y permiten que se desahucien a familias de sus casas, los causantes de la desesperación de los que se suicidan por no tener medio de vida, los cómplices de la violencia contra las mujeres por mirar hacia otro lado.

Y ante este panorama ¿Qué nos queda?, quizás cerrar los ojos y continuar soportando todas las vileza hasta que logren acabar con nosotros, o por el contrario nos queda la posibilidad de cambiar el escenario y tomar las riendas de nuestro futuro.

Yo opto por lo segundo, tomar las riendas, acabar con todos los que nos han estado atacando sistemáticamente e intentar devolver la razón a esta sinrazón.

No es una labor fácil, no es una labor inmediata, es una labor tediosa y de futuro; no queramos participar donde no vamos a tener oportunidad de cambiar las maneras. Hay pactos naturales y hay pactos contra natura, no podemos viajar en el mismo barco con gente que lo que quiere es que nos ahoguemos.

Actualmente no estamos en posición de hacer pactos con el PSOE si no es bajo unas condiciones que aseguren que se van a llevar a efecto las políticas que defiendan la libertad y la dignidad de los españoles. No dejemos engañarnos por mamandurrias que se arriman al sol que más calienta, que son capaces de vender a su madre por tener una posición de privilegio para dirigir los destinos de este país, para no cambiar nada. No debemos olvidar que cuando han gobernado lo han hecho para los poderosos, olvidando al pueblo.

No se nos deben subir las cifras a la cabeza, cinco millones de votos son muchos votos, pero no son suficientes para sentarse en la misma mesa que el enemigo, por mucho que el enemigo nos prometa, por muchos golpes de pecho que se den, en cuanto tengan la oportunidad nos van a traicionar y van a volver a su redil y para ello usarán todos los argumentos que tengan en su mano y si no, los inventarán. Pondrán a la opinión pública en nuestra contra, utilizarán todas las argucias legales y si no lo son, harán que lo sean, para desprestigiarnos y hacernos desaparecer. Debemos separarnos de su juego y mantener un objetivo inamovible, no valen los bandazos y cambios de rumbo que lo único que hacen es dejar a gente en el camino.

Hemos sufrido muchas traiciones durante muchos años como para elegir ahora los mismos compañeros de viaje. Es preferible ejercer como oposición seria que participar en un proyecto que lo único que va a hacer es diluir nuestros objetivos.

Con cinco millones de votos tenemos algo muy valioso, tenemos voz en el parlamento, podemos trabajar, podemos denunciar, podemos actuar. Nuestra voz se oirá dentro del hemiciclo y quizás dentro de unos años en vez de cinco millones seremos siete, o nueve y estaremos en disposición de llevar a cabo nuestros objetivos.

No nos tiene que dar miedo la soledad del corredor de fondo, esta es una carrera a largo plazo, el daño y la destrucción que han hecho en nuestro país las políticas regresivas del Partido Popular y las políticas colaboracionistas del Partido Socialista, han conseguido que se diluya el interés del pueblo por la política y se fomenten los pensamientos negativos y tremendistas, tenemos que luchar contra el “todos son iguales”, contra “para que sirve votar si al final hacen lo que quieren”; hacer que el pueblo se ilusiones por la política y por la oportunidad de ser copartícipes de su futuro es nuestra labor más importante.

arjonairiz

Insolentemente rojo y peleón. Odio la hipocresía y me gustan las motos. Colaboro en Alcantarilla Social.

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar