Puerta Fría: La estafa de los falsos comerciales

He de denunciar una estafa que he presenciado con mis propios ojos.

Resulta que fui seleccionado para una entrevista de trabajo a través del conocido portal Infojobs, para un puesto que rezaba “atención al cliente”. No se indicaba salario ni contrato, y no tenía requisitos de formación.

De hecho, la oferta venía a nombre de una persona: un tal Santiago Fuentes Serrano. Esa persona no fue quien me entrevistó, sino una persona muy bien vestida, con una verborrea digna de los mayores charlatanes y timadores. Y pensado en frio, así es.

Me citaron para una entrevista el día 28 de junio en una dirección céntrica de la ciudad de Jaén. La dirección es: C/San Clemente nº 22, 2º, en un piso donde no rezaba ninguna inscripción que los promocionase. De hecho, en la entrada sí había un par de placas de profesionales como las que suelen tener los abogados, pero en otros pisos.

Al entrar en el piso, la situación ya era desconcertante: la oficina sólo poseía una mesa de ordenador, una pequeña estantería y un ventilador. Había una muchacha que me atendió, diciendo que esperase a que llegase quien me iba a hacer la entrevista. Ella tecleaba en el ordenador, en lo que parecía ser una especie de programa ofimático del que no tuve oportunidad de distinguir.

Tras unos 20 minutos de espera, llegó el hombre que me entrevistaría. Me invitó a pasar a otra habitación en la que había una mesa de oficina, y poco más. En esa habitación sí había aire acondicionado, pero por la antigüedad del mismo estoy seguro de que era el que dejaría el propietario del inmueble, que seguramente estará alquilado por poco tiempo.

Me hizo pocas preguntas, sobre todo de la formación que disponía y experiencia, y cuando le dije que debido a la crisis había tenido pocas oportunidades laborales, él dijo que eso le parecía más una excusa; que cualquiera con la necesidad de trabajar encontraba trabajo, incluso en épocas de crisis. Decía que él tenía 2 empresas, y que en Jaén estaban abriendo de nuevo el servicio de atención al cliente de Endesa, ya que según él, las oficinas que se encuentran en las localidades no son directamente dependientes de la empresa eléctrica.

Luego hizo un elogio indirecto, cuando le dije de qué pueblo procedía, diciendo que los administrativos de mi pueblo son los mejores que ha conocido. Y hay que decir que he tenido buenos profesores, pero esta afirmación parece más para predisponer al trabajador y motivarlo, para entrar en su juego. De hecho, luego me habló de que buscaba gente nueva para formar un nuevo equipo, y que si no tenía experiencia en el trato al público, me citarían para una toma de contacto.

Un tanto extrañado por la situación, terminé volviendo a casa con muchas preguntas, como el porqué del vacío de aquella oficina, en la que como único distintivo de Endesa había un poster en la pared, algo que cualquiera podría imprimir y colgar por su cuenta.

Posteriormente me llamaron para que pasase un día viendo y aprendiendo las tareas, de un puesto de trabajo que aún no tenía nada claro de qué iba. Seguía sin estar seguro de qué iba a ver, pero pensé “no pierdo nada por ver de qué va esto, de hecho estoy desempleado.”

Me reuní a las 8:00 de la mañana en la misma dirección, y ahí por curiosidad pregunté sobre las condiciones laborales. Allí el hombre de la entrevista, sólo me comentó que podía hacerme un contrato mercantil o de autónomo. Eso ya no me sonó nada bien. Pero aun con mis dudas, esperé a que viniesen los que iban a ser mis compañeros ese día para orientarme y enseñarme.

Una mujer más o menos joven, y un hombre ya entrado en años iban a ser los que me enseñarían en qué consistía el trabajo, del cual no se dio apenas detalles, pero empezaba a estar seguro de que sería de comercial, y no de atención al cliente. Y así era.

Me presentaron a ellos, y de hecho el hombre, un tal Santi, parece ser el mismo Santiago Fuentes Serrano de la oferta de infojobs. Pero de eso me daría cuenta más tarde.

La mañana comenzó tranquila, tomando un desayuno en un bar llamado “la charca”, que se encontraba cerca de la “zona de trabajo”. La conversación era entretenida, y los compañeros simpáticos.

Luego, nos pusimos en marcha, y ellos empezaron a mirar una especie de software en un Ipad, con el logotipo de Endesa, que tenía una especie de base de datos de clientes del suministro según zonas. Buscaban a clientes que estuviesen en otras compañías como Iberdrola, Gas natural u otras, para hacerles un cambio de compañía y beneficiarse de las tarifas de Endesa. De hecho, su estandarte a la hora de hablar de una tarifa barata era la de las dos horas gratis. El gancho era algo que había sido publicitado en televisión.

No me gustó nada eso de que fueran buscando las casas en las que había potenciales clientes, ya que el servicio oficial suele llevar a gente acreditada y avisar con antelación al usuario. Aquí no había aviso previo, solo un abordaje a la vivienda privada, para intentar engañar a la gente.

Sin entender del todo lo que estaban haciendo, iba fijándome en las aplicaciones que utilizaban en el Ipad, donde tenían casi siempre abierta la aplicación que parecía ser oficial de la compañía Endesa.

Me comentaban cosas como si sabía leer las facturas, el potencial contratado  y demás, y seguían hablando de la diferencia y el ahorro que suponía la tarifa de las 2 horas gratis. Como si les estuviesen haciendo un favor a los clientes cambiándoles de compañía y tarifa.

Tras varias horas dando vueltas por algunas calles, y descansando un poco de la caminata entre cuestas, me llevaron hacia el barrio de El Tomillo, cerca del conocido Castillo de Jaén. En ese barrio viven familias humildes, familias de diversas etnias, y por lo general, nada pudientes. Hasta entonces, nadie había picado aquella mañana, y por desgracia lo harían un par de familias en dicho barrio.

Santi, tocó a las puertas donde había un contrato de electricidad con empresas distintas a Endesa, y una pareja de avanzada edad fue la primera víctima. Aun no estaba seguro, pero tras ver el procedimiento, puedo corroborar que fueron víctimas. Les hicieron sacar una factura para comprobar el consumo y el precio del kilovatio/hora, y los convenció para realizar el cambio. Consiguió que le dieran el número de cuenta completo (que en la factura aparece con las últimas 4 cifras ocultas), tomaron sus datos personales, echaron varias fotografías al DNI de la persona titular del servicio de luz y de la factura consultada, e hicieron firmar varias veces con el dedo en el Tablet. De esta manera, confirmé que esa recopilación de datos, era más que malintencionada.

Tras haber terminado con todos los “trámites”, el comercial explicaba que iba a recibir una llamada de Endesa para confirmar los datos, la cual sería grabada por motivos de calidad. Empezaba a explicar que en esa llamada le preguntarían por el nombre del titular, por el proceso por el que había realizado el cambio, y que además le preguntaría si había sido a través de comerciales. También empezó a explicar que en esa llamada preguntarían al titular, si el comercial se encontraba presente, a lo que tenía que decir que no, por razones de privacidad. Sin embargo, el comercial estaba presente, escuchando la llamada con el manos libres para indicarle lo que tenía que responder en la misma, como si fuese una sincera guía que quería ayudar.

En esa misma llamada preguntarían si el comercial había llegado con los datos de la cuenta bancaria del cliente, o había sido el propio cliente quien se los había proporcionado. Y tras unas pocas preguntas más, se despedían amablemente.

La llamada fue casi instantánea en cuanto terminaron de rellenar los datos y de realizar un par de firmas. Y lo que más me llamó la atención, era que además no se escuchaba jaleo de fondo como en los típicos centros de atención al cliente, que suelen congregar a un buen número de telefonistas en el caso de compañías de cierta envergadura. Y con la segunda familia, sucedió exactamente lo mismo. La llamada fue muy rápida, con el mismo discurso aprendido de carrerilla, y el comercial cerca para guiar al cliente en dicha conversación. De hecho, era la misma voz de la anterior llamada a la otra familia.

Y aun así, yo me mantuve disimulado, siguiendo el juego pero con cierta tristeza de saber, que aquella gente, precisamente de pocos recursos y poco formada, estaba siendo timada delante de mis narices.

Ante lo evidente de la situación, intenté fijarme en algunos símbolos distintivos, como una placa de identificación en la que además de Endesa, venía un interesante nombre: Sident. También, en la pantalla de login de una aplicación de la Tablet, volvía a poner el mismo nombre. Y busqué en mi móvil ese nombre, que resulta ser de una empresa.

Sident Marketing S.L., que no dispone de página web, y que según algunas webs había sido denunciada por estafa. Y precisamente se habla de contrataciones irregulares, fraudulentas.

Tras esto, mis “compañeros” me preguntaron por algunas impresiones del trabajo, y me animaron a que viniese también el lunes con ellos. Yo en mi papel, di una respuesta ambigua, y me despedí muy educadamente de ellos, que iban a pararse de nuevo en el mismo bar de la mañana, para tomarse algo. Y tras esa máscara de educación, sobre las 15:00, me fui habiendo presenciado todo aquello, que me pareció lamentable.

De camino a casa, seguí buscando impresiones, y desde luego este tipo de estafas parecen bastante comunes. Aun así, seguí buscando algo de información y opiniones al respecto, además de ir realizando algunas anotaciones de todo lo que había presenciado, para que no se me olvidase. Comenzaba a tener claro que había que denunciar este tipo de actuaciones, que juegan con la ilusión de la gente joven de encontrar un trabajo con el que adquirir algo de experiencia, para encontrarte en una situación laboral incierta, en la que uno podría ser partícipe de fraude.

Por ello, si las familias de aquel barrio ponen un par de denuncias, no va a ser casualidad. Y por ello quiero que consten estos datos acontecidos el viernes 30 de junio de 2017, en la ciudad de Jaén. Porque hay que ser verdaderamente rastrero para robar, y más si se trata de gente humilde.

Por último, ya algo más calmado y habiendo contado lo sucedido a algún familiar y amigo, quise ver la oferta en Infojobs, y no he tenido posibilidad de tomar una captura de pantalla para completar gráficamente mi testimonio. Sin embargo, los datos de la persona que había publicado dicha oferta continúan reflejados en la web, y a continuación ofreceré una imagen de los mismos:

Y de hecho, tras buscar el nombre completo, resulta que se puede consultar públicamente el perfil de Facebook de esa persona, que parece ser original de Valdepeñas, y que es justo el comercial que había realizado todo lo anteriormente expuesto, a pie de calle.

Espero que mi testimonio sirva para que otra gente no caiga en el error de abrir la puerta a sinvergüenzas como estos, con los que no quiero tener nada que ver. Y para que la gente sospeche de ciertos puestos ofertados de comercial, con información tan escueta y opaca y gente tan charlatana. Espero que alguien pague por todo esto.

[Nota de Digo-Yo.es]: Esta estafa consiste en convencer a los clientes de que se le va a hacer un descuento (en general es sobre el Alquiler del Contador y que ni llega a 1€), para luego, en el nuevo contrato, se cuela al cliente (víctima) el Mantenimiento de la Calefacción que cuesta mucho más. De hecho, estos Comerciales cobran de la Agencia que les emplea por los Contratos que hacen con Mantenimiento de Calefacción.

Para captar a nuevos Comerciales (también víctimas), les “comen el coco” con mentiras tipo ganar 500€ a la semana, de que se convertirán en ricos en poco tiempo… con complicidad de otros compañeros, pero todo es mentira. Muchas empresas (Endesa, Gas Natural e Iberdrola) utilizan estas Subcontratas de puerta fría para engañar a la gente. Práctica que ha sido denunciada por ciudadanos, medios… pero aquí, los que en teoría deberían hacer respetar la ley, están ocupados con sus casos de corrupción, incluso tapan estas prácticas.

PikachuTravesti

PikachuTravesti

Pikachutravestista, pikachusecsual, friki, músico, abierto de mente, excéntrico, rolero, y sobre todo, que os den a todos por donde os guste más :)

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar