PSOE: Responsabilidad o suicidio

¿Un PSOE que animó al PP a “buscar apoyos para formar un gobierno estable”, en lugar de atreverse a decir que haría lo imposible para lograr acuerdos con otros partido de izquierda, apelando a la responsabilidad que la mayoría de la sociedad el pasado día 20D le exigió (como se vio en el total de votos de ideología izquierdista)? No. La realidad fue cotraria a las espectativas. El PSOE se rindió desde el minuto uno. No apeló a su responsabilidad obtenida por los votos de partido “alternativo” a la derecha… más bien, comenzó a atarse el nudo de la soga con la que, es posible, se acabe ahorcando.

PSOE_01A lo mejor fue una fantasía pensar que el PSOE, que se hizo llamar el “partido del cambio”, (copiando sobremanera a Podemos) iba a enfrentarse a la misión que 5.530.693 ciudadanos le impusieron con su voto. Quizás mi exagerada imaginación logró pensar, por un segundo, que el señor Pedro Sánchez haría lo que estuviera en su mano para eliminar de un plumazo la vergonzosa y vergonzante legislatura, con la que Rajoy y su séquito de maniacos nos hizo sufrir tanto. Luego recordé que Pedrito Ken (en alusión al muñeco que creó  Matel para “acompañar” a la Barbie) no era más que eso. Un muñeco impuesto por el PSOE Andaluz, para que la señora Susana Díaz Pacheco lograra lo que, hasta hoy, ha estado deseando toda su carrera política con ansia: la Secretaría General del PSOE Nacional (imitando así a su maestro Felipe González).

A decir verdad, entre lo que decía Pedro Sánchez respecto al “cambio que necesita España” y lo que replicaba Pablo Iglesias, respecto a que “el PSOE dice mucho en campaña, pero cuando llega al poder, hace todo lo contrario”… la razón la tuvo el compañero de Podemos. Es inconcebible que, a 8, 9 ó 10 días de las elecciones generales, el PSOE esté más preocupado por el juego de sillas (lograr que uno de sus componentes sea el nuevo presidente del congreso o ver quién va a sustituir al actual sobrevalorado secretario general), que por intentar llegar a acuerdos con los partidos con los que tiene (o debería tener) más afinidad ideológica: Podemos, Izquierda Unida/UP, PNV y Esquerra Republicana de CatalunyaSi las mal llamadas “líneas rojas” son consensuar un referéndum para que las diferentes nacionalidades del estado decidan en qué lugar del mismo desean estar (o lo que es igual: escuchar la opinión de la ciudadanía que se ha sentido estafada, engañada y maltratada, durante estos 40 años de “Democracia”, habiendose vilipendiado su verdadero sentimiento nacional), es para descojonarse de esos que predican con desfachatez que “España se rompe”. Aún recuerdo un Jose Luís Rodríguez Zapatero diciendo que “aceptaban lo que los catalanes, mediante votación en el Parlament, decidieran poner en su nuevo Estatuto de Autonomía”. O al mismo Pedro Sánchez, hace poco, decir que “Cataluña se merecía un trato fiscal diferente y debería ser reconocida como Nación”. Hoy se oye a los “barones” socialistas decir que eso sería “romper el estado”. He aquí un recordatorio: La Consulta a los Pueblos del Estado se tendrá que hacer Sí o Sí. Es muy sencillo quedarse inmóvil ante una situación que no habías planeado, pero creo que con un Mariano Rajoy, hemos tenido demasiado en España. Hay que tener altura de miras, responsabilidad para con la sociedad que es, en última instancia, quien compone el estado. Y no los políticos, ni los beneficios personales. España ha cambiado mucho desde 1982. Deberían darse cuenta.PSOE_02

En lugar de abordar los problemas del conjunto de la sociedad española, lo que ha hecho el Partido Socialista es dejar paso al PP y por supuesto a CiudadanosCs, para que se dediquen a camelar a algunos diputados y así lograr apoyos en el Debate de Investidura (imitando el tan sonado “Tamayazo” y demás “favores mutuos” entre el PP y el PSOE).

Hace poco se hizo una encuesta para la Sexta. En el probable caso de que se volvieran a repetir las elecciones generales, sobresalía un dato muy relevante: Que casi el 7% de los votantes del PSOE y el 0’00% de los votantes de Podemos, cambiarían su voto. Quizás, lo que debieron haber hecho muchos de los (tan sólo) 341.360 votantes “de más” que obtuvo el PSOE, fue votar al partido con el que hoy día, el fundador del socialismo en España Pablo Iglesias, estaría de acuerdo. Sí, ese partido que muchos (incluyendo esos que se hacen llamar socialistas) quieren comparar con el chavismo de Venezuela o quieren hacer ver que tienen tanta corrupción como “los demás”. Sí… creo que debieron votar morado, como avisó el propio Pablo Iglesias Turrión en la campaña electoral. Debieron votar a Podemos, porque se ha demostrado al lado de quién están los “socialistas” de palabra, frente a los socialistas de hechos.

Acabando ya, rememorar lo que algunos medios de comunicación decían antes de las elecciones: “La llave de gobierno estará en manos de Podemos o de CiudadanosCS”. Al final, como siempre, erraron el tiro. La llave de gobierno la tiene el PSOE. O demuestran la responsabilidad socialista y de izquierdas con la ciudadanía sufridora o, como se está viendo venir, habrá 4 años de gobierno de derechas haciendo que el PSOE se acabe suicidando. Se convertirá en un recuerdo más de la historia de este país.

Ssergi30

A veces, las personas que imaginamos capaces de nada, son capaces de hacer cosas que nadie imagina.

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar