Objetivo: Enmarcarnos y reconocernos, ser conscientes de nuestra identidad

Sé que es un tema un tanto delicado y esto de encasillarnos a [email protected] [email protected] cuesta un poco, especialmente en un marco de estatus social y más en un entorno capitalizado como el nuestro.

Nuestro estatus social es básicamente nuestro nivel de prestigio.

Es más que probable que [email protected] lo tengamos claro, pero es fundamental rebuscar en nuestro inconsciente, es vital reconocernos, describirnos y enmarcarnos a nosotros mismos como seres individuales.

¿Por qué este ejercicio mental?

Muchas personas creemos tener un estatus superior al real o que en un futuro es posible llegar a conseguirlo, pero en realidad no es así.

Nuestro prestigio económico muy difícilmente lo conseguiremos por nuestras acciones.

Pero este prestigio es demasiadas veces enmascarado hacia [email protected] [email protected] en forma del vehículo que poseamos, ese Tuareg, ese Golf, ese todoterreno con tracción a las cuatro ruedas y reductora para ir de safari hacia la recogida de nuestros retoños al colegio, incluídos en una hipoteca de 40 años o en un préstamo personal a 10 años, también lo enmascaramos en forma de iphone, y la verdad es que representa un mes de sueldo para muchos ya sea trabajando por cuenta propia o por cuenta ajena, son sólo algunos de los ejemplos que sin duda marcan un estatus falso. El real es que somos los de abajo.

Entrando en el tema de autónomos, aquí podríamos dedicar una extensa reflexión, pero para no extendernos y aburrirnos lo resumiremos bastante, con cuotas de alrededor 300 euros tanto si facturas o no y sin cobertura social, ni paro ni pensión, pero actuando de recaudadores para el “gran” sistema montado, por supuesto que a la administración les interesa mucho este colectivo y animan con todas sus fuerzas a [email protected] [email protected] con adjetivos alagadores que gustan a cualquiera: “emprendedores”. Me atrevo claramente a decir que es un colectivo de los de abajo.

En otro peldaño están los empresarios pequeños y medianos ¿o no están en otro peldaño? analicemos. Es posible que el porcentaje del Impuesto de Sociedades a día de hoy haya cambiado, pero el que yo conozco bien es el que gravaba un 30% -sí habéis oído bien- sobre la facturación que hicieras, además de otro impuesto: el IVA, y por si faltara poco también pagan autónomo e impuestos de su propia nómina -al fin y al cabo son trabajadores: obreros-, ¿sinónimo? pues que trabajas para el estado. Por lo tanto el estatus de los micro, pequeños y medianos empresarios real: los de abajo. ¿O nos creemos que porque somos [email protected] somos [email protected] de arriba o lo seremos algún día en el futuro?

Veo que se van acumulando colectivos que estaban marcados con un falso estatus ¿los de arriba? ¿lo teníamos en nuestro consciente?

Seguimos. Pensionistas, [email protected], estudiantes…de manera extremadamente sintetizada somos todos esos ratones que vuelven a pagar una y otra vez servicios prepagados con impuestos indirectos…

Eso sí, podemos ir al bar a tomarnos nuestra cerveza y nuestra válvula de escape es el fútbol -mientras a duras penas podemos llenar nuestras neveras, pagar la hipoteca, luz, agua, guardería…- pero con esa cerveza bien fría y la pelota en la caja tonta ya estamos contentos y nuestro falso estatus queda enmascarado en nuestra falsa conciencia, tal vez sea porque ni paramos en pensarlo ya que en el mismo momento del gol y la cerveza fría nos suena el iphone y después cogeremos el Tuareg para ir a nuestra casa que realmente ambos son del banco y el primero un mes de nuestra vida.

Ésta es una crítica hacia las mayorías, pero es una crítica constructiva ¿por qué?

porque sóis [email protected] los que tenéis el poder y no las minorías, sóis [email protected] quienes tenéis la llave y por mucho que nos engañemos a nosotros mismos somos: los de abajo.

Sólo la política hará justicia con [email protected] [email protected]

¿Y ahora qué? ¿qué políticas nos favorecen a las mayorías? ¿Es el PSOE el que nos favorece?

El partido que era el de la gente obrera -y hay que tener claro que obrera no es sinónimo de albañil- está a favor de poner por encima los intereses del gran capital, la banca y priorizar devolver la deuda antes que atender los servicios básicos de la gente, además de querer mantener sus privilegiados sueldos como senadores, políticos y expresidentes o incorporarse en los consejos de administración de grandes empresas, muy lejos están del bando de la gente obrera, más bien favorecen a las minorías.

¿Es el PP el que nos favorece?

A groso modo si crees que este es el partido que va en sintonía con el bando del que factura y vela por ellos, es decir las Pymes y los autónomos, vamos equivocados. Este es el partido que usa toda la ingeniería y maquinaria sistémica para favorecer a las élites, a la banca y en definitiva a las minorías.

Nuestro prestigio económico muy difícilmente lo conseguiremos por nuestras acciones, aún así, existe la falsa leyenda de que “un albañil puede llegar a ser un constructor” aplicándolo a cualquier rama laboral, en el sentido de ir subiendo de nivel e incluso ya haber ascendido de peldaño por el mero hecho de ser empresario o autónomo, pero realmente lo único que se puede llegar a conseguir -a base de muchísimo esfuerzo claro, y si nos sale bien la jugada de utilizar toda la ingeniería de trucos de “hecha la ley, hecha la trampa” entre otras, esos trucos que el gobierno sabe que se hacen pero que “con suerte” los consiente haciéndonos pensar que no es así- es aspirar a tener una cuota de consumo un poco superior (que la de un empleado) para conseguir la ansiada felicidad enmascarada con cuotas de consumo en formato “compre y tire todo lo que pueda para ser feliz y así seguir la rutina de cada día buscando dinero debajo de las piedras y sea como sea y cueste lo que cueste”.

En conclusión no hay demasiada diferencia entre PPSOE.

Identidad. ¿Y tú qué eres? ¿qué etiqueta te han puesto? ¿qué etiqueta te has puesto?

Los humanos tenemos una imperiosa necesidad de pertenecer a una identidad.

Uno de los caminos más fáciles para los partidos políticos para conseguir ‘seguidores’ es a través de las identidades ideológicas, para ello nos montan el escenario con un contexto ideológico para que a la larga, a base de constancia, manipulación sistémica y mediática y otras técnicas, nos sea confortable. Nos han creado una falsa identidad: la identidad ideológica.

Ocultando detrás, el escenario real: el contexto económico, las mayorías pertenecemos a este contexto económico, pero a los partidos políticos esta identidad no les interesa plantarla en el escenario porque como casi [email protected] estamos en el mismo saco es mejor ocultarla ya que esta identidad no es atractiva ni cautivadora, nos han ingeniosamente imnotizado a pertenecer a contextos ideológicos y no a contextos económicos. Mientras tanto, [email protected] -pocos- que nos engañan con esta técnica, al mismo tiempo les sirve para mantener y nutrir su identidad pomposa y é[email protected] sí que saben cuál es su identidad real.

Entonces, la identidad de las mayorías es poner nuestro escenario real en primer plano: el contexto económico y dejar en segundo plano los contextos ideológicos.

Si hemos comprendido y aceptado que encasillarnos, enmarcarnos y reconocernos como ‘los de abajo’ y que ‘los de abajo’ somos las mayorías y que no vamos a ‘ascender de nivel’ en cuanto a conseguir un (falso) estatus superior aunque podamos ir consiguiendo capacidad de consumo en forma de móvil, coche, vivienda, u otro, ya que pertenecemos al mismo bando: empleados, empresarios, autónomos, pensionistas, médicos, funcionarios, estudiantes ¿qué partido ampara a ‘los de abajo’ y a las mayorías -tengan las ideas que tengan- bajo el mismo paraguas?

¡Exacto! Claro que PODEMOS.

Por: V. Sintes

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar