Matar al hijo

“¿En qué momento un partido que ha perdido seis millones de votos por girar a la derecha cree que la solución es girar más aún a la derecha, y entregar el Gobierno al partido más retrógrado y corrupto de Europa?”

Y ocurrió que el 2 de noviembre del año 2014 la encuesta mensual de Metroscopia, daba como líder destacado a podemos, con unos datos de intención directa de voto que para sí quisiera Vladimir Putin.

Ese mismo día Luis Garicano empezó a constatar, desde el punto de vista de quien confía ciegamente en la mano invisible de los Chicago Boys, y sin pelos en la lengua, la inmensa diferencia intelectual entre los dirigentes de podemos y el por entonces equipo de gobierno de Mariano Rajoy, dejando muy Clara su opinión ” leyendo tesis doctoral de Errejon, analítica y bien argumentada, se comerán con patatas a Moreno Báñez y demás”.

garicano

En sus siguientes tuits daba a entender su preocupación por la seguridad de Pablo Iglesias, pues supongo que no querría que el movimiento podemos comenzara con un mártir.

A mí entender, fue a raíz de esa encuesta que se puso en marcha lo que el presidente del Banco Sabadell llamó, el necesario para las élites “podemos de derechas“.

Imagino el enorme trasiego de llamadas Londres Madrid Barcelona para poder meter como alternativa, (anteriormente inexistente) a un Ciudadanos que nunca antes había aparecido en una encuesta a nivel nacional.

Y en ésto llegó Cebrián, sorprendiendo a todos aquellos que por entonces seguíamos de cerca el mundillo de las encuestas. Y fue así como en Enero y de la nada, aparecía un ciudadanos con un 8%. Un punto en una encuesta, sin historia previa. Un punto que desentonaba con los altos y bajos del resto de partidos que ya traían su historia en líneas trazadas.

Del “amor” qué Metroscopia ha profesado y profesará hacia Ciudadanos, podrían escribirse miles y miles de libros.

Habituales eran los comentarios que tras las disparatadas encuestas de Metroscopia podía leer cualquier persona en la red, y que podrían ser resumidos en “ojalá y mi novia me quisiera la mitad de lo que Metroscopia quiere a Rivera“.

El mimo y cariño con que Ciudadanos (un partido que venía de aliarse con la extrema Derecha y con oscuros temas de financiación por empresaurios del negocio armamentístico) fue recibido por los medios de manipulación masiva (ocultando el bochornoso pasado de la formación naranja) contrastaba ferozmente con la revisión de la primera papilla que cualquier miembro de PODEMOS hubiera podido tomar en su niñez.

La portada del jueves en la que se ve a un Pablo Iglesias agotado, espada en mano, tras conseguir salir de la jungla de la manipulación, y en la que tras el aparece un Albert Rivera silbando e inmaculadamente vestido, tras pasar por esa misma jungla mediática, en la que sólo había recibido halagos y ninguna crítica, debería haber siquiera alertado y reafirmado a todas aquellas personas que se consideran de algún modo de izquierdas, de cuál era el enemigo de la gente y protector de los oligarcas.

oligarcas

En un país en donde para estar informado es más conveniente escuchar a humoristas (Wyoming, Evole, el jueves, Mongolia etc) que a los canales habituales de desinformación.

Y llegaron las elecciones andaluzas, y Susana Díaz fue la primera en hacer uso del Comodín, creado por la oligarquía, para poder mantener su sistema corrupto y clientelar, en un momento en el que podemos le pedía la lista de enchufados al cortijo, para cambiarlos por médicos y profesores. O cosas tan “inalcanzables” como que la Junta de Andalucía no contratara con bancos que desahuciaran…

Y llegaron las elecciones locales y autonómicas, donde el comodín Ciudadanos sólo pudo salvar al PP más corrupto en Madrid, como ya había hecho con el PSOE más corrupto en Andalucía.

De haber podido, habrían salvado al PP valenciano, pero no pudieron…

Sí algo nos debe quedar claro en este momento histórico, es que Ciudadanos fue creado artificialmente para mantener el establishment, sin qué el PP y el PSOE tuvieran que apoyarse mutuamente, pues ya eran conscientes de lo que una Gran Coalición significaría, tras lo ocurrido en Grecia y los posteriores hundimientos de la socialdemocracia en la mayoría de países europeos.

En palabras de Villacis: “nuestra misión era evitar qué podemos entrase en el gobierno“. Blanco y en botella.

Una vez el comodín ya ha podido salvar a los gobiernos más corruptos, tanto en Andalucía como en la Comunidad de Madrid, y tras su impagable colaboración para que el gobierno más corrupto de Europa pueda seguir gobernando en España, su papel ha terminado.

No han conseguido que el PSOE pudiera pasar desapercibido en su entrega al PP. Seis escaños han tenido la culpa.

Seis escaños qué marcan un antes y un después en la historia política de este país.

Obviamente el PSOE, consciente de que no va a poder recuperar ni un solo voto a su izquierda, ha decidido girar a la derecha.

¿En qué momento un partido que ha perdido seis millones de votos por girar a la derecha cree que la solución es girar más aún a la derecha, y entregar el Gobierno al partido más retrógrado y corrupto de Europa?

Nunca haría algo así de no ser porque saben que cuentan con todos los medios de manipulación masiva para intentar impedir el crecimiento de Unidos Podemos, y que al mismo tiempo, esa criatura qué les valió para salvar sus gobiernos más corruptos, posee un número de votos que en cualquier elección pasarán a formar parte del bipartidismo corrupto gracias al voto útil.

Debo confesar que pensé que la táctica podría fallarles, y que las personas que aún se consideraran de izquierdas dentro del PSOE reaccionarían, pero han conseguido crear un relato de odio hacia Podemos que me hace dudar de que el flujo de votantes del PSOE hacia Unidos Podemos vaya a ser significativo.

Enhorabuena a la oligarquía. Representada aquí en sus papeles estelares por Cebrián, Josep Oliu, Cesar Alierta, Luis Garicano y todos aquellos y aquellas que han intervenido, para impedir que en España podamos disfrutar de una DEMOCRACIA REAL.

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar