Mariano’s day

Ya llegó, por fin!.

Estamos a unas horas del “Día de Rajoy”, otro 26-J para recordar; no por la celebración de unas elecciones, sino por la declaración del presidente del Gobierno como testigo por un caso de corrupción.

Y no por un caso cualquiera, no. Por el Caso, con mayúsculas. La mayor trama que azota al PP, el que pone en entredicho la legalidad de este Gobierno. Financiación ilegal del partido, sobres en B, obstrucción a la Justicia, uso privilegiado de información confidencial, destrucción de pruebas, enriquecimiento ilícito…

Y algunas muertes, un poco sospechosas. Hasta diez.

Y no lo digo yo, lo pensamos muchos; presuntamente, claro.

Bienvenidos a La Gürtel.
Y , por favor, Sed Fuertes.

Y desde luego que somos un pueblo fuerte para sobrevivir en medio de tanta corrupción. Porque la broma nos cuesta 2000 euros al año a cada ciudadano.

Pensando en general se nos viene a la mente hospitales, colegios, becas, ayudas sociales.
En particular cada ciudadano sabrá, pero es cuestión de calcular; matemática básica.

Pongo ejemplo de una familia de cuatro miembros, les han robado 166 euros a cada uno de forma mensual. Es decir, que en esa familia podía haber estado, pero no están, unos 664 euros cada mes.

Supone una considerable ayuda para el consumo y para la economía en una casa: libros de texto, facturas de electricidad y gas, alimentación, vivienda, hasta vacaciones; que exceptuando a Cristina Cifuentes, a casi el resto de los mortales nos gusta desconectar de nuestro trabajo habitual.

Y no hay que olvidar que esos euros “robados” a algunos le son imprescindibles para vivir; recuerden que somos un país con unos índices de pobreza altísimos, por mucho que nos quieran vender la moto de la recuperación económica.

La clase política dirigente está inmersa en casos de corrupción; y ya no son “aislados” porque son “habituales”.

Y lo peor es la resignación de la ciudadanía. Es habitual comentarios del tipo “ todos son iguales”, “ se lleva dinero pero vivimos muy bien”, “ para que se lo lleven otros…”.

Juegan con nosotros y nos da igual; en el fondo somos tan egoistas que nos consolamos viendo que hay gente que lo pasa peor. Un asco de sociedad, vamos. Es imprescindible darle la vuelta a esta situación. A nosotros no nos vale el “no me consta”, “no recuerdo”.

Claro que nos consta y nos acordamos todos los días del precio de la corrupción. Cuando no se puede acceder a una beca para que estudien nuestros hijos, cuando pagamos la electricidad o el agua de las más caras de Europa, cuando trabajamos por salarios de miseria y , en algunos casos, en condiciones de esclavitud ( véase los temporeros que están en nuestros campos, las Kellis de los hoteles…).

Nos acordamos de esas salidas de prisión de algunos de los corruptos más mediáticos, sin devolver lo robado, pero pagando fianzas elevadas, que posiblemente es dinero obtenido de forma ilícita. Nos acordamos del millón de euros en un armario de Ikea. Nos acordamos de Rato, con su bañador amarillo en el yate. Nos acordamos de Blesa, con sus cacerías y su gestión en Caja Madrid,
sobre todo, se acuerdan los preferentistas. Y los deshauciados.

Y nos asalta la duda razonable y filosófica sobre el sentido de la vida: Qué somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos, qúe supone la muerte, te suicidas o te suicidan…; ¿el conocimiento perjudica seriamente la salud???

Todavía nos quedan unas horas para saber el estado de la memoria de Mariano Rajoy.

Lástima no poder ofrecerle alguna medicina para ello; nuestros investigadores no tienen recursos para estudiar el Alzeimer, o memoria selectiva.

También recordamos, que el sistema es tan corrupto que expulsa a los decentes ( Comisario Jaime Barrado).

Mariano, sé fuerte!!!!

Leli García Muñoz

Leli García Muñoz

Portavoz del Círculo "Podemos Cartagena"