#Machismo: Cuando estaban vivas…

A lo largo de la historia humana, la mujer ha sido considerada como un ser inferior. En varias culturas y civilizaciones, el trato hacia ella no ha sido algo de lo que el ser humano podrá sentirse orgulloso, ha sido tan inhumano que no podremos permitirlo ni tolerarlo en el siglo XXI. Entre nosotros, siguen existiendo seres que no se han adaptado a los actuales tiempos, a los Derechos Humanos e igualdad, o simplemente, seres que rechazan evolucionarse manteniendo un discurso rancio para sacar rédito político, una forma de adaptarse a la parte más rancia y adoctrinada de la sociedad.

Es verdad que una sociedad como tal es muy compleja y compuesta de varias creencias, formas de pensar y actuar. Pero bajo ningún concepto, un Gobierno que, supuestamente representa a toda la sociedad y sus mejores valores, podrá permitirse el lujo de maltratar a las mujeres o permitir su maltrato.

Cuando estaban vivas, no les hacían ni caso, se les maltrataba en varios ámbitos; social, político, económico, mediático…

Desde hace años, el Gobierno, a través de sus medios y discursos, presentaba a la mujer como una persona que está condenada a ser una Ama de Casa, al servicio del hombre, que no puede hacer otras tareas igual que los hombres. La sociedad, o parte de ella, consumía este discurso como algo normal, pero después de muchas luchas femeninas, la mujer se libró de esta condena infame aunque costaba a una parte de la sociedad adoctrinada entender que la mujer puede salir al mercado del trabajo como cualquier hombre e incluso hacerlo mejor.

Una nueva realidad que empezó a instalarse en la sociedad y en el discurso político a pesar de la resistencia de los partidos más rancios. Era una batalla perdida por el Gobierno que le empujó a discriminar a la mujer en el resto de ámbitos tolerando a que partidos y medios machistas sigan campando a sus anchas, asfixiando a la mujer en el ámbito laboral con salarios desiguales, con posiciones invisibles en los cargos con cierta sensibilidad y visibilidad política y laboral, además algunos partidos utilizan a la mujer como decoro para resaltar la imagen de un líder como es el caso de Ciudadanos que incluso mandaba a las mujeres visibles del partido directrices sobre cómo vestirse o maquillarse.

Esta versión “decoro/objeto” de la mujer, lamentablemente, la seguimos viendo a diario en los anuncios de Marketing, solo basta con ver los anuncios y programas en la televisión.

Ya son más de 15 mujeres asesinadas en 3 meses, el machismo ya causa tantas muertes en 12 años como ETA en su historia. Es un tema lo suficiente serio, para que se tomen medidas con la máxima urgencia.

Y para que se acabe con esta lacra, por justicia y por instinto de supervivencia, unas cuantas mujeres aún vivas se manifiestan en Puerta del Sol para que se tomen medidas contra el Machismo, en una huelga de hambre que ya dura semanas. Pero parece que los políticos no oyen al grito de las mujeres vivas, hasta el nuevo asesinato, es cuando se darán golpes en el pecho unas horas y ahí se quedará su “tarea”. Incluso, llegaron a multar a estas manifestantes hace tres días por traspasar la zona reservada para su manifestación. Parece que vivas, molestan bastante, quizás algunos las prefieren muertas o creen que es un tema de entretenimiento.

La desfachatez del Gobierno no ha parado ahí, porque el Presidente del Gobierno ya tiene la solución para las mujeres víctimas del Machismo: “que llamen al 016, que allí sólo va a poder recibir buenas cosas“. A caso ¿no sabe Rajoy que la llamada al 016 deja rastro según un informe de la defensora del pueblo, un fallo que puede poner en peligro a las denunciantes?¿no sabe Rajoy que a pesar de llamar 016 las mujeres siguen siendo asesinadas? Quizá lo que no entiende el Presidente es que el problema no es la llamada al 016, si no el tratamiento que se está dando a los casos denunciados. Muchas mujeres que denunciaron, han sido triplemente víctimas, del maltrato, de la negligencia institucional a la hora de tratar sus casos y de acabar asesinadas.

Un Gobierno, con un Presidente tan simplista, demuestra la nula voluntad de luchar contra el Machismo. No se entiende por qué hasta ahora, los partidos y las asociaciones no se han reunido para sacar una ley contra el Machismo, una ley que ya debería estar vigente hace tiempo, con condenas severas contra los Machistas y un plan educativo y mediático contra el Machismo. No se entiende cómo el Gobierno no dedica ni un 10% de empeño a luchar contra esta lacra, del empeño que dedicó para sacar aquella ley contra el aborto. No se entiende cómo el Gobierno pretende luchar contra el Machismo, o de eso presume, recortando en los presupuestos destinados a ello.

Uno empieza a pensar que al Gobierno y a ciertos políticos, solo hacen caso a la mujer una vez esté asesinada. Es cuando empiezan a correr por todas partes para esconderse, su autoinculpación o cinismo les lleva a intentar mostrar su falsa pena con minutos de silencio, mensajes de indignación en las Redes Sociales o en los medios. En el mejor de los casos, tapan su vergüenza e inutilidad con leyes chapuzas hechas con prisa, vacías de contenido y de voluntad sincera, sin ningún consenso social y que no suelen solucionar nada. La misma escena se repite una y otra vez, salen corriendo a cada nuevos asesinato y luego se olvidan del tema entre un asesinato y otro, es un bucle infinito.

Una de dos: O el Gobierno no sabe cómo acabar con esta lacra pero se niega a consultarlo con otros, o es que nuestro Gobierno es un Gobierno Machista, por lo tanto no quiere molestar a sus votantes rancios.

Esparroquí

Esparroquí

Pienso con mi Teclado, sin Filtros, con Criterios! Que se escapen estos pensamientos ¿Qué más da?! Quien siembra miseria, no es el que siempre recoge su cólera!

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar