Los españoles se gastan el dinero del rescate, ¿en alcohol y putas?

Esta acusación no la dice el cuñado de turno si no que ni más ni menos que el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que ha dicho en un medio alemán que tanto españoles, italianos, portugueses y griegos despilfarramos el dinero del rescate ¡en copas y mujeres!

Más allá de que es una declaración que se descalifica a si misma, he de decir que en cierto modo, no le falta tanta razón, ya que hay unos privilegiados que han despilfarrado el dinero de todos.

No soy el único que dice esto, claro, y algunos me han comentado que tiene razón y que los españoles somos responsables de esto. Yo creo que la tiene su parte de razón. Otra cosa es que eso no lo puede decir. Seguro que incumple algún código ético, o como mínimo es políticamente incorrecto.

Al decir eso generaliza e insulta a todo el pueblo. Como si todos fuéramos unos vividores, haciendo bueno el dicho de que “los españoles hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”. Y eso no es cierto, aunque hay unos españoles que sí, que han vivido por encima de las posibilidades de todos, han estado robando a manos llenas de lo público, de lo de todos.

También es cierto que los españoles somos corresponsables de lo que pasa, ya que aunque no robes, si de alguna manera eres cómplice de los ladrones, tienes tu parte de culpa. Me refiero por ejemplo a aquellos que vuelven a votar ladrones y los legitiman para que sigan robando.

Pero no estoy de acuerdo en cargarle toda la culpa al pueblo que son culpables de votar chorizos y no luchar contra ellos. Me refiero a que no es un pueblo verdaderamente consciente de la realidad de lo que pasa, y está engañado. Hay una manipulación brutal, y somos demasiado débiles y manipulables.

Hay una manipulación muy grande en todo, en la cultura (cine, música, tradiciones, …) en el sistema educativo y en los medios de comunicación, especialmente en la televisión. Los medios están financiados por el gran capital, y a ellos sirven. Trasforman la realidad en favor de sus intereses.

Y luego la gente es muy débil y manipulable, porque así nos hacen, nos quieren adoctrinados, sumisos, incapaces de pensar por nosotros mismos, miedosos, manejables. En caso de que esto no funcione siempre les queda aplicar medidas represivas, y para ello se dotan de los instrumentos correspondientes como las leyes, las instituciones y gran influencia en el poder judicial.

Han generado una ideología conservadora, de derechas, y neoliberal, donde la gente piensa en sí mismo y no de manera colectiva, donde no hay compañerismo sino interés propio, donde si no te va bien te autoculparás, o culparas al vecino, o al inmigrante, pero nunca a los de arriba. La cultura del pillo, del lazarillo, también ayuda.

Luego la gente piensa lo que piensa y vota lo que vota. Por eso creo que el pueblo es corresponsable de lo que ocurre pero hasta cierto punto.

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar