Las fundaciones de PP y PSOE reciben 42 millones en ayudas durante la crisis

image

Las fundaciones se han convertido en un coladero para la financiación opaca de los partidos políticos, prácticamente libre del control por parte del Tribunal de Cuentas, que no examina las subvenciones, ayudas y donaciones recibidas hasta más de cinco años después.

Y la situación se ha agravado además en los últimos años tras la introducción de un cambio regulatorio en el último Gobierno del PSOE, por el que se eliminó el límite de 161.706 euros que regía por donante hasta el año 2011.

Así, en plena crisis, entre 2008 y 2012, las tres grandes fundaciones del PP y el PSOE consiguieron 42 millones de euros en ayudas y donaciones anónimas que hasta ahora no han sido fiscalizadas por nadie.

Se trata de Faes, la gran fundación del Partido Popular, creada por José María Aznar en 2003, que ha recibido 17,9 millones; la Fundación Pablo Iglesias, que ha logrado 12,83 millones y la Fundación Ideas, cerrada en 2013, un año después de que estallara el caso Amy Martin (el escándalo por los trabajos contratados y pagados a una falsa articulista que en realidad era la esposa de su director) y que harecibido 11,11 millones bajo la presidencia de Alfredo Pérez Rubalcaba y la dirección de Jesús Caldera.

La gran fundación de Aznar

El caso más llamativo, en cualquier caso, es el de Faes. Aznar la creó para aglutinar en una única organización a la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, la Fundación Cánovas del Castillo, la Fundación Popular Iberoamericana, el Instituto de Formación Política y la Fundación de Estudios Europeos, casi todas investigadas ahora por las donaciones recibidas de empresarios vinculados a la Operación Gürtel.

Desde su creación ha recibido 40 millones de euros, cubriendo el 70% de sus 5 millones de euros de presupuesto anual con aportaciones públicas a través de los ministerios de Cultura y Asuntos Exteriores, fundamentalmente.

La caída de las ayudas y de las donaciones, sobre todo tras destaparse el caso Gürtel, ha provocado sin embargo que haya pasado de recibir 5,78 millones de euros en 2003 a sólo 2,9 millones en 2012. Con todo ello, en ese último ejercicio entró en números rojos. La Fundación Faes pasó de ganar 147.289 euros en 2011 a perder un año después 484.274 euros.

En 2012 y, según su memoria de actividades, organizó encuentros, seminarios, jornadas y conferencias sobre distintos temas de actualidad nacional e internacional. “Se estudió el problema de la deuda autonómica, el déficit y las dificultades de financiación de las comunidades autónomas, así como la crisis en la eurozona, sus reformas y el impacto de una hipotética ruptura del euro”, asegura la Fundación. Distintos seminarios y conferencias examinaron el potencial de crecimiento de los sectores económicos clave y las reformas necesarias en los de alto impacto, como el sector sanitario y el turístico.

Más preocupante que la de Faes es, no obstante, la situación financiera de las fundaciones socialistas Pablo Iglesias y la ya desaparecida Ideas. Entre ambas suman entre 2010 y 2012 unas pérdidas de casi 4,5 millones a pesar de las ayudas y donaciones recibidas. La Fundación Pablo Iglesias ha gastado el dinero en los últimos años, en teoría, en jornadas bajo títulos como Maestras republicanas: Una historia para el recuerdo, Los militares españoles y la II República o Valores y culturas en las ciudades: La dimensión local de la alianza de civilizaciones.

El problema continuará porque el Proyecto de Ley Orgánica de control de la actividad financiera de los partidos, que el Gobierno pretende aprobar, prohíbe de forma expresa las donaciones empresariales, pero deja la puerta abierta a que se convedan a través de las fundaciones. Y, mientras tanto, la transparencia, de hecho, sigue brillando por su ausencia en este tipo de organizaciones paralelas.

Ninguna de las fundaciones consultadas por este periódico vuelca en sus web sus estados contables y conseguir los balances anuales requiere de numerosos trámites burocráticos. Y tan sólo se puede acceder a las más recientes. Desde 2007 para atrás es mucho más complicado. “Las cuentas de 2007 ya no se encuentran en nuestra oficina ya que fueron enviadas al Archivo General del Ministerio para su custodia. Si reitera su interés en las citadas cuentas, se cursará solicitud al Archivo. No obstante, se advierte de que este trámite puede demorarse”, aseguran en el Protectorado de Fundaciones.

Fuente

Adrian

Adrian

INCONFORMISTA             -×-

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar