La tarifa plana de Rajoy supondrá una merma de ingresos para el Estado de casi 7.000 millones

image

Moncloa justifica la tarifa plana de 100 euros a la Seguridad Social como un “estímulo a la contratación”. La oposición critica que beneficie igual a una pyme en apuros que a una multinacional con beneficios. 

La medida estrella anunciada por Rajoy en el debate del estado de la nación supondrá un ‘lucro cesante’ para el Estado de casi 7.000 millones de euros. La tarifa plana de 100 euros a la Seguridad Social para las empresas que contraten empleados fijos durante al menos tres años supone dejar de ingresar en las arcas de la Seguridad Social los ingresos que reportan en torno a un millón de contratos fijos anuales que podrían acogerse ahora a una tributación reducida. 

El año pasado se firmaron 1.134.900 contratos fijos de los que apenas 75.000 se acogieron a las fórmulas que permitía el contrato de emprendedores. El resto podría, por tanto, acogerse a la nueva forma de tributación reducida dejando de ingresar unos 6.900 millones sólo en el pasado ejercicio, según las cifras de la propia Seguridad Social. Fuentes deMoncloa consultadas por Vozpópuli defienden la medida pese al coste porque constituye un “estímulo a la contratación” y califican de “experimento” una apuesta que –según defiende el Ejecutivo—no significa perder fondos ya recaudados. “En todo caso sería un lucro cesante”, afirman esas fuentes, es decir, fondos que se dejarán de ingresar en el futuro si la contratación se reactiva.

Según los términos aprobados por el Ejecutivo, el ahorro revertirá íntegramente en las empresas ya que los trabajadores seguirán tributando sus cuotas completas a la Seguridad Social. En el ejemplo que expuso en el Congreso Mariano Rajoy, un contrato con el tipo máximo que supere los 20.000 euros de salario dejaría de pagar 4.720 euros a la seguridad social para costar 1.200, es decir, supone un ahorro de 3.520 euros a la empresa.

image

Por el contrario, el trabajador seguiría aportando a la Seguridad Social 940 euros, la misma cuantía que antes de la reforma. El debate sobre a quién beneficia la medida se ha abierto ya. El Ejecutivo asegura que el trabajador es beneficiario indirecto al obtener un contrato fijo. “Se trata de estímulos a la contratación”, defiende Moncloa. 

El otro debate sobre la equidad de la medida lo plantean los socialistas que denuncian que la medida beneficia en igual medida a una pyme en apuros económicos que a una gran multinacional con beneficios millonarios y plantean como alternativa lo que definen como una “fórmula de bonificación a tanto alzado” o proporcional en función de los salarios de los nuevos contratos y de los beneficios de las empresas siguiendo el Acuerdo para la Mejora y Estabilidad del Empleo firmado en 2006. 

La nueva tarifa plana entrará en vigor, previsiblemente, el sábado cuando el Consejo de Ministros apruebe el nuevo decreto-ley anunciado por Rajoy. 

Fuente

Adrian

Adrian

INCONFORMISTA             -×-

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar