La izquierda transversal, timorata y socialmente inofensiva

El viernes, 4 de febrero de 2016, las redes sociales echaban humo con los mensajes de Podemos apoyando a Pablo Iglesias, como si los otros sectores no existieran o fueran una lacra a la causa o vaya usted a saber que razones, porque el error de Podemos desde el primer día ha sido no definirse políticamente, no decir sin miedo lo que son, lo que pretenden y cuáles son sus objetivos, que pueden ser muchos y diversos, pero unidos por un cordón umbilical, llamado ideología, pues la historia de que no se es de derechas ni de izquierdas es lo que decía UPyD, Ciudadanos, La Falange y otros muchos, lo que ahora se ha dado en llamar transversal, pero la transversalidad en política no funciona. Funciona la horizontalidad y las tendencias dentro de la tendencia, pero no vale el pan y la sal para todos a los que se les ocurra una “ocurrencia”, negando que la lucha real es por derribar el sistema capitalista e instaurar uno nuevo, conocido como comunismo y que a día de hoy jamás se ha llevado a la práctica.

TRANSVERSALIDAD

El transversalismo constituye una corriente que propone trascender la división entre derecha e izquierda, apostando por una nueva ideología que busca no vincularse con las ideas políticas preconcebidas.

Un movimiento político transversal, por lo tanto, incorpora tendencias de derecha y de izquierda en su propia plataforma ya que dice defender aquello que es más beneficioso para la sociedad en su totalidad, sin importar el origen ideológico de las propuestas.

No parece razonable que en este espectro quepa un roto y un descosido, pues siendo aparentemente igual  no es el mismo origen ni el mismo resultado, ya que si el roto solo se podrá recomponer con un parche, el descosido necesita de un simple remiendo.

El tranversalismo, como estamos viendo ahora en Podemos, no conducirá más que a luchas intestinas, porque no da lo mismo todo y no es igual la derecha que la izquierda por más que nos quieran hacer comulgar con ello, pues no se alcanzarán metas para la ciudadanía, no serán las capas más humildes las beneficiadas y si se luchara por obtener el poder, pero el poder no es lo que las clases humildes y trabajadoras desean a cualquier precio, porque ellas no participaran en ese reparto que se les vende como la panacea, cuando la realidad es que seguiremos en una lucha de clases soterrada, donde nuestros compañeros de viajes se convertirán en nuestros carceleros, argumentando que están mejor preparados, son más jóvenes y proclaman nuevas bondades, que todos conocemos y no son tales.

Pablo Iglesias ha dicho:”Necesitamos un Podemos transversal que se parezca a las gentes de nuestro país, a los pueblos de nuestro país y no a los partido y políticos viejos de nuestro país”

Diría para empezar que la palabra “viejo” no es la más adecuada, porque conozco a políticos viejos que son capaces de defender sus ideas y a las clases más humildes con una energía que ya quisieran para sí los de la nueva política.

Quizás la transversalidad política no sea tan nueva y sea el reflejo de aquello que Marx y Engels dijeron en el manifiesto comunista al referirse a El socialismo pequeñoburgués:

“Pero en lo que atañe ya a sus fórmulas positivas, este socialismo no tiene más aspiración que restaurar los antiguos medios de producción y de cambio, y con ellos el régimen tradicional de propiedad y la sociedad tradicional, cuando no pretende volver a encajar por la fuerza los modernos medios de producción y de cambio dentro del marco del régimen de propiedad que hicieron y forzosamente tenían que hacer saltar.  En uno y otro caso peca, a la par, de reaccionario y de utópico.”

Y también El socialismo burgués o conservador

“Una parte de la burguesía desea mitigar las injusticias sociales, para de este modo garantizar la perduración de la sociedad burguesa.”

Sé que a esto nos responderán con la consabida frase de vieja política, pero es que la política de la transversalidad es la de UPyD, Ciudadanos, Podemos y otros y yo no quiero parecerme en absoluto a partidos que defienden el neoliberalismo, la opresión de clases, etc.

Si esto es la transversalidad que me borren, porque yo aspiro a la felicidad de todas las gentes, el feminismo, el ecologismo y cientos de conceptos más en los que si estaremos de acuerdo, pero nunca en que las izquierdas y derechas deban mezclarse en una especie de mahonesa infame y falsa, porque, en definitiva, prevalecerán las ideas de los unos para oprimir y esclavizar a los otros.

Espero que Podemos en Vista Alegre II se haga mirar esta aberración y se definan como izquierdas o derechas de forma clara, porque derecha e izquierdas juntos es lo que es ahora mismo Podemos.

IZQUIERDAS

Durante multitud de años y ahora mismo está vigente este pensamiento el marxismo ha sido la única ideología de izquierdas, porque el socialismo está contaminado y ha renunciado a la defensa de las clases obreras para aliarse con la burguesía y sustentar el actual sistema capitalista y opresor.

El manifiesto comunista defiende claramente cuáles son las tesis del izquierdismo de forma clara, pero, aunque no es el objeto de este artículo, el marxismo no es una religión, ni un dogma y así el materialismo dialectico muestra el camino a seguir para la creación de un verdadero partido de masas y de izquierdas que a día de hoy no existe en España o es residual.

Izquierda Unida que debería haber sido la locomotora de la izquierda y el progresismo en España se ha quedado en un partido residual, a pesar del millón y pico de votos que mueve en las elecciones, debido principalmente a l miedo, miedo a ser comunistas, miedo a identificarse con el marxismo y a la cantidad de trepas que siempre ha habido en sus filas y migraron hacia el socialismo en la creencia que este les proporcionaría una silla, como así fue y podría poner nombres y apellidos. El último Tania Sánchez de la que no diré nada, pues ella sola con su actitud lo ha dicho todo.

Pero no todo es así de negro y gris y hay una izquierda real, marginal, si, pero real que lucha por la emancipación de los pueblos y las clases populares y obreras, tal es el caso de Endavant que se posiciona políticamente como:
Independentismo catalán, Pancatalanismo, Socialismo, Comunismo, Antifascismo, Euroescepticismo

Es posible que Sortu también esté en este ámbito de la izquierda, aunque no los conozco personalmente, y que Arnaldo Otegui definió como marxista.

Existen otros grupos, minoritarios, como los diferentes partidos comunistas, la izquierda castellana, etc., dentro de la izquierda independentista andaluza encontramos a Jaleo!!!, organización juvenil nacida en 1996 que se define como independentista, comunista y feminista, no vinculada a ningún partido político y más cercana a otras organizaciones juveniles independentistas como Ernai, Arran o Yesca.

IZQUIERDA TIMORATA

Ponerse la etiqueta de izquierdas es lo más fácil del mundo, solo hay que decir que se es de izquierdas y todo el mundo, sobre todo de la derecha cavernícola, dirán que son demonios, que quieren romper España, que son los culpables de la crisis económica, del cambio climático o de que caiga un asteroide, pero esta izquierda jamás dirá ni actuará como se espera de gentes de izquierdas, no de aquella izquierda heroica del pasado y del reciente pasado, sino de las gentes del siglo XXI, defendiendo los valores e intereses de las clases obreras y populares, aunque a estas alturas no avergüence decir que somos obreros y chusma popular, pero prefiero esto a ser un falso, un vendido, un traidor.

No tiembla la pluma al decir que la izquierda que defiende Podemos y el Partido Socialista, aunque de este solo sus bases pueden ser de izquierdas, pues sus dirigentes y barones han demostrado ser derechas, pero no es de extrañar en un país donde la derecha es extrema derecha y así todo se ha escorado muy a la derecha, siendo la izquierda tímida y encogida ante los ataques de sus adversarios, que utilizan sus dardos como en una función circense, pero no para desarmar a su aliado que eso es lo que es el PSOE, el mejor y más fiel aliado del PP, que además le proporciona la coartada perfecta para hacer lo que quiere con la anuencia de la socialdemocracia.

Errejón en ese afán de no enfadar demasiado a las élites, prefiere hablar de casta y de la necesidad, sino ahora en el futuro, de pactar con el socialismo de derechas, no para cambiar el país, sino para maquillarlo y es en este aspecto donde los errejonistas deberían hacer un análisis serio de la situación de España para encarar el futuro en una formación con varias alternativas y estrategias, pero con un solo objetivo y una única ideología, que no con un pensamiento único, porque en la discrepancia hay riqueza.

Aquellos que quieran enarbolar la bandera de la izquierda tendrán que quitarse el miedo y enfrentarse a pecho descubierto al sistema, sus elites y sus adláteres.

SOCIALMENTE INOFENSIVA

Endavant OSAN dice de los “comunes” que es

“una izquierda socialmente inofensiva y nacionalmente inhibida”

Y esta afirmación podríamos aplicarla a infinidad de círculos de Podemos y a la propia estructura de Podemos que para posicionarse en la parrilla de salida para las próximas elecciones no duda en hacer, decir y escenificar lo más escabroso de la política, sin ningún pudor a insultar a Izquierda Unida a la que Pablo Iglesias tuvo que pedir perdón, a los carteles miserables de gentes de Podemos pidiendo la cabeza de Iñigo, la dimisión de Bescansa a una semana de Vista Alegre II y las continuas apariciones, declaraciones y vergonzantes poses ante los medios de comunicación, que no han hecho más que fortalecer a los enemigos de Podemos y encumbrar a la maltrecha cúpula del PSOE.

Solo los anticapitalistas han mantenido una posición más que discreta que no les dará mucho poder, pero les dará lo que todos buscamos en un político: credibilidad.

Si Podemos es Pablo Iglesias, y no voy a discutir que sea su líder natural, en vez de discutir en torno a ideas, estrategias, movilizaciones, etc., estarán los simpatizantes de podemos moviendo la maquinaria del nuevo partido hacia el precipicio.

EPILOGO

Nada está perdido, eso espero, pero la dirección de Podemos, ya que no quiere definirse políticamente, tendrán que posicionarse frente a la derecha y la socialdemocracia conservadora.

Es muy peligroso que los seguidores de Podemos hayan caído en la trampa y, en vez de debatir democráticamente las diferentes posturas, los haya podido la juventud, la inexperiencia, la testosterona, la soberbia, la inexperiencia, etc., y se hayan dedicado a aniquilarse sin compasión en una lucha fratricida, transmitida en un reality show como si de los juegos del hambre se tratara y claro que si, de eso se trataba del hambre de todo un pueblo por restaurar la república, tener una sanidad, una educación y un trabajo de calidad, además de otras muchas cosas que nos proporcionen ser más felices, más solidarios, más cultos y menos fanáticos.

No, no está todo perdido y a Podemos le quedan tres años para ir poniendo las bases del nuevo proyecto político, porque, hasta ahora, solo era nuevo, pero le faltaba el proyecto.

Yo seguiré defendiendo a las gentes de la CUP y más concretamente a aquellos grupos marxistas, porque nadie ha de tener miedo a su identidad.

 

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar