La exaltación de la devoción y la estirpe de la cuna

La naturaleza de la descendencia de las virtudes de una nación, de un país que proviene de una estirpe de culturas que se ajusta cada refugio de su historia. Una firma de identidad de tiempos de sociedades continuas a sus diferencias de linajes ciudadanas, que relaciona el crecimiento de la combinación de un espíritu más elevado a la propia patria de su misma tierra, de un país que acoge con espinas su presente más sombrío y nocturno como la boca de un lobo. Anocheciendo  en épocas de opacos nada claros que ciega el umbrío de los corazones, el velado del anonimato enigmático del desconocimiento de la verdad.

La jactancia política, debería de ser un recurso generalizado de ideas sin quedarse atascado en un alcantarillado, sin levantar la tapa para poder influir esas ideas en todo sus colores y formas“.

Lo vulgar y lo mediocre, el indescifrable borroso de nuestro “presente”, es debido a la ignorancia que nubla la modestia y la humildad de lo sencillez de lo comprensible que nula de su dicho juicio atrayendo en si, nada claro bajo la sospecha de la vergüenza que esconde lo lujo y lo incierto de las leyes hechas por la humanidad. El equívoco de una democracia que abre el ego, bajo la sospecha de la virtud de lo legal y la duda de esas legalidades tenebrosas leyes disfrazadas de justicia. Los fantoches de la política cerrados a cal y canto por falta de conciencia a la patria de los barbies y ken de la política que acentúa sus peleles como monigotes del circo mediático que injuria la conciencia del tuerto.

La soberbia y el orgullo son facetas que debería de estar lejos de la mirada de la política, lo memorable debería de estar más cercano a la mente de la persona y lo estrépito de su gloria altruista al tener con la conciencia democrática de su ser “.

El manjar de la buena política es cada vez una exquisitez de ración de potingues, cada vez con menos substancias de nutrición de un ayuno a base de sentido común. Las circunstancias de las bases de la política española es de primera clase de fase, cuya novedad de cambio de su transformación es al pasar al lodo a los residuos tóxicos de la política. El aspecto de las apariencias del vicio de la cegadez de la podredumbre de la política pudiente cuya insuficiencia mental y falta de carencia en resolver problemas, hasta los problemas más sencillos es la brizna de un puñado de sorbos de limitaciones de tasas de la deshonra y humillación de una patria, un país que degrada al populismo periodístico de risotadas a lo ridículo de lo externo del exterior de España.

Los relatos de campo de la política, siempre debe de ser variantes. Acercándonos al ámbito de cada fragmento de la interpretación de grado de fase de cada movimiento de maniobra política. Hasta los monos, en vez en cuando, hasta a veces hacen algo diferente fuera de lo habitual ”.

La profunda conexión de la política a las realidades de la melancolía que se crea el pesimismo de los perjuicios daños a nuestra democracia, los escenarios de existencias de falta de la franqueza mediática que con poca pureza de un espejo mirado a los reflejos públicos de falsas realidades, que esconden un sexto sentido de noches sin propiedad del sentido común que ponen cadenas a la verdad que ocultan a los ojos tuertos. Las formas intermedias que sólo ven bien las rosas de su jardín y ocultan las espinas de una realeza llena de ingenuidad democrática a los sentidos y olfatos de una mofeta cuya única autenticidad es su olor legítimo.

Los fragmentos de realidades son cada ocasión cada minuto, un destino al anterior segundo, una realidad de división, concluye los minutos de una decisión que puede cambiar una consecuencia o inmediata de circunstancias catastróficas o aprovechables según cada situación o memento de estado de conciencia de una decisión

El espejo reflejado públicamente en los sentidos de los rosales caídos a la Oligarquía y la ficción, van acompañadas con la fantasía mediática de los Oligárquicos de toda clase de rosales comiendo del mismo pescado que las gaviotas, y de postre, las naranjas y mandarinas cuyo sabor parece ser caducado, como las cañas de azúcar pasadas a su tiempo de su inexistencia de una fantasía sexual que roza a la estupidez con los condones caducados. Esto cada vez parece más usado que el baile de los monos locos de la club de la comedia de lo absurdo fuera de realidades maquilladas de ilusión conquistando un hormigueo de hormigas de simulación de fanfarrones cuyos idealistas de su ser, es la adulación de la fantasía cultural de la comedia Oligárquica del 78.

La esfera de la clases sociales políticas, es la categoría de jerarquía de ámbito familiar o status, así era la antigua política terrateniente y Oligárquica medieval del 78. La nueva clase política se debería de considerarse mucho más; la capacidad de manejo de estrategia, actitud, astucia, sagacidad de procedimientos de métodos de educación, cortesía y corrección estatal, tanto social y todas sus formas públicas en sentido de materia de procedimientos de soluciones alternativas y variantes, muy alejados de la burocracia“.

Condimentar la política con productos podriditos y sazonar el producto con demasiada sal y condimentos nada apropiados para el digestivo intelectual del ciudadano, es espumar basado al baño maría hirviendo pasado a su tiempo y época y sobrepasado al sabor amargo por los cocineros sin alma, que manipulan los sabores con mezclas de chistes con mal gustos. Cuya burla es sentido a aquellos que pasan hambruna por causa de la oligarquía mediática que condimenta y apuesta por productos de alto standing dedicado solo para el lujo de sus magnificencias de la alta clase hipócrita de sus lucimientos de sus egos.

La observación de por menor de ofertas de opciones de réplicas designadas al conocimiento de inversión, de futuras ideas de innovaciones políticas de sus contenidos de renovación y evolución radicalizándose así de ese modo la burocracia, para  optimar mejores soluciones de postura de comportamiento de calidad y garantías a la importancia de mermar los problemas de la ciudadanía“.

Un Fausto de esplendor de la liberalidad del derroche del Fausto, que opulencia su más absoluta ignorancia de su razón de una copia escasa de mezquindad de lo sencillo. Hay que empezar a ejecutar acciones reales de cada segmento de la política y empezar a abrazar un cambio con esfuerzo de su fruto al equilibrio del honor de los honores si faltar en exceso a la hipocresía, y dejando atrás esa hipocresía que obtienen los dinosaurios del 78. La política no es un juego de galas ni protocolos a lo versión del principito azul o la princesita de medianoche, cuyo cuento de hadas supera a los yupilandias de la jactancia de la estupidez de la cadencia de las antiguos políticas ya pasadas de rosca y de disco y de su tiempo. Es hora de cambiar y hacer política de verdad, políticas para la gente.

Albedrío de su rebeldía, privilegios de su verbo que libera y desencadena el ego al vicio. Simulando actos que máscara las palabras en pretexto del engaño a la modificación del traje y no del alma que subsiste la vieja política”.

Cada fondo tiene su ser,cada ser tiene su conocimiento y su tiempo de evolución. La propiedad de cada conocimiento tiene su preparación y evolución dentro de su ser“.

everian777

Entre todas las personas buenas del planeta, podemos conseguir un cambio para el bienestar de todos. (La verdad fortalece el espíritu y libera conciencias).

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar