Islam y realidad LGTB

En medio del debate sobre la Violencia Machista, el Género y el disparate de HázteOír, hemos encontrado este texto que nos pareció interesante sobre cómo el Islam ve al colectivo LGTB. Una visión original que, sin duda, no siempre coincide con la práctica cotidiana en algunos países musulmanes, por interpretaciones interesada quizás.

Pero creemos que valdrá la pena conocerla, que añadiría algo al debate, yendo al origen del Islam que es el Corán y el Hadiz:

¿Qué es el Corán?

El Corán es el libro sagrado de las personas musulmanas. Contiene la Palabra del Dios Único (Al-lâh) que le fue revelada al profeta Mohamed (Mahoma).

Dichas “revelaciones” están recogidas en 114 capítulos divididos en versos. El Corán es la Palabra “eterna” de Al-lâh, por lo que debe ser transmitida en su lengua original, el árabe clásico. Las traducciones tienen un valor meramente didáctico para quienes no hablan árabe, pero éstas no son consideradas como libros sagrados.

La sexualidad en el Corán

El Islam considera la sexualidad como un Tesoro, un don de Dios para toda criatura. Existen multitud de referencias en las cuales el Profeta ensalza la sexualidad. La práctica sexual es considerada como alimento y sueño entre «las cosas buenas que Al-lâh os ha permitido»; y en segundo lugar, el celibato y la abstinencia son consideradas como «violación de la ley de Al-lâh».

«¡Creyentes! ¡No prohibáis las cosas buenas que Al-lâh os ha permitido! ¡Y no violéis la ley, que Al-lâh no ama a los que la violan! ¡Comed de lo lícito y bueno de que Al-lâh os ha proveído! ¡Y temed a Al-lâh, en Quien creéis!» (Corán, 5:87-88)

¿Es posible ser musulmán y homosexual, bisexual o transexual?

Sí, no hay ninguna duda. Lo importante para una persona musulmana es desarrollar bien su vida en relación con Al-lâh,
en paz con el resto, y contribuir a crear una sociedad buena. Ser homosexual no es un impedimento para ello.

Existe un hadiz (tradición oral profética) que se cita con frecuencia y que dice así: «Cuando dos hombres mantienen relaciones sexuales como hacían los seguidores de Lot, se tambalea el trono del Misericordioso». Kugle,S. Homosexuality in Islam. Oneworld Publications, 2010, London). Este hadiz es apócrifo, lo que significa que se añadió a la tradición árabeislámica mucho después de la muerte del profeta Mahoma, el cual nunca proclamó que el universo se pudiera tambalear simplemente porque dos personas consintieran mantener una relación sexual. Entonces, ¿por qué muchos musulmanes, la mayoría de las veces dogmáticos, siguen repitiendo este hadiz apócrifo si era tan obvio que en el Corán se explicaba que la homosexualidad era pecaminosa por naturaleza?

En los tiempos del Profeta Mahoma los mukhanathun eran hombres afeminados, andróginos, que no tenían ningún deseo hacia las mujeres, que no se casaban con ellas, ante los cuales las esposas del Profeta se mostraban sin su hijab que les cubría la cabeza. Hoy mukhanathun podría significar “homosexual” o “transgénero”. El Profeta decidió defender a uno de estos mukhanathun que Abu Huraïra (uno de los que acompañaban al Profeta) quería matar a causa de sus maneras afeminadas y su modo de vestir.

El Profeta del Islam se dedicó a defender a estas personas que pertenecían a lo que hoy llamamos “minorías sexuales” contra la homofobia de algunos de los que le acompañaban (Sunan Abu Dawud, Book of Adab, No. 4928 (4:282); véase también Rowson, E. K. The effeminates of early Medina, Journal of the American Oriental Society, Vol. 111, No. 4. 1991, pp. 671-693; y Sunan Abu Dawud, Libro 41, No. 4910).

¿Qué dice el Corán sobre la homosexualidad, la bisexualidad o la transexualidad?

Hay varias referencias que, supuestamente, hablan sobre relaciones entre personas del mismo sexo. Sin embargo, los conceptos actuales de homosexualidad, bisexualidad o transexualidad no guardan relación alguna con lo mencionado en el Libro Sagrado. La sodomía, término que aparece en el Corán, es vinculada a una relación sexual de poder y sometimiento entre dos hombres o entre un adulto y un niño. En definitiva, está hablando de violación y pedofilia. El Corán constantemente condena esas relaciones de poder en una relación sexual, incluso dentro del matrimonio.

Estas prácticas sexuales fueron descritas por el historiador Heredoto: «Sentarse al menos una vez en la vida en el templo del amor [dedicado a la diosa Ishtar] y… mantener relaciones sexuales con un extraño… los hombres pasaban y elegían. El dinero no importaba; la mujer nunca se niega porque se trataría de un pecado; el dinero se convertía así en sagrado». (Dening, S. The Mythology of Sex, Capítulo 3, Macmillan General Reference, 1996, New York).

Las relaciones entre personas del mismo sexo (homosexualidad y bisexualidad), por el contrario, son relaciones sexuales consentidas entre adultos, en muchos casos expresiones de amor. Y el amor humano no es más que una manifestación del amor divino, un signo de Al-lâh. Aparte de esto, la diversidad es un concepto que aparece en el Corán. «Di: Cada uno actúa según su naturaleza [en árabe, shakilat, ةلكش ] pero tu Señor conoce mejor quien sigue el mejor camino. Te preguntan sobre tu alma».

«Di: El alma está bajo el dominio de mi Señor, y se nos ha ofrecido una parte muy pequeña de conocimiento. Si así quisiéramos nos podríamos llevar lo que hemos revelado, y entonces no encontrarás a nadie que te pueda defender de nosotros». (Corán: 17.84-86). Aquí shakilat podría traducirse como “la naturaleza profunda de la que somos formados” o “identidad de género”.

El respeto a la persona en su integridad, tal como es, porque forma parte de la creación de Al-lâh. «Todos hemos sido creados por Al-lâh, si reniegas de quien eres le estás atribuyendo un fallo a Él, y como Al-lâh es Perfecto en Su Creación, no puedes dejar de ser lo que eres».

El Corán hace referencia en muchas ocasiones al matrimonio como la unión entre hombres y mujeres, como complementariedad del par. Sin embargo, otros pasajes hablan de la naturaleza fundamental de las relaciones humanas como una dualidad, no presentando una dicotomía de género. Más bien, la dualidad existiría ya dentro de cada ser. Esto afirma la igualdad fundamental de ambos cónyuges y deja lugar para una concepción sin género de las relaciones humanas.

«¡Oh, gentes! Cuidad vuestras obligaciones para con vuestro Señor, que os creó de una sola alma y a partir de ella creó su pareja, y a partir de la unión de las dos han surgido multitud de hombres y mujeres.» (Corán 4:1)

«Y entre Sus Signos está esto: que Él creó para vosotros parejas de entre vosotros mismos, para que viváis en tranquilidad con ellas, y ha puesto amor y misericordia en vuestros corazones. Ciertamente en ello hay signos para aquellos que los quieran ver.» (Corán 30:21)

La interpretación condenatoria más relevante es la realizada en el pasaje de Sodoma, donde la ciudad es destruida por las transgresiones realizadas por sus habitantes con todo tipo de perversiones sexuales. Una lectura más pausada nos permite desvelar que no hay ninguna mención explícita a la homosexualidad o bisexualidad, sino más bien a la violación, pederastia o la transgresión de las leyes sobre la hospitalidad. Un estilo de vida, violento y dominante, inventado por los habitantes de Sodoma y Gomorra.

«Cómo osáis dejaros llevar por un vicio por el que nadie se ha dejado llevar antes que vosotros»(Corán: 7.80). Y hoy día sabemos que la homosexualidad no fue “inventada” por los habitantes de Sodoma y Gomorra.

No obstante, la interpretación dependerá de cada persona en cuestión y de lo que quiera ver en los textos. El Corán enseña a ejemplificar la justicia, la misericordia y la compasión. Si se vive desde el amor, será agradable para Al-lâh. Si se quiere ver con prejuicios, se condenará en nombre de Al-lâh.

Fuente: FeLGTB.org

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar