¿Hablemos Sr. Ministro de Interior?

Sr. ministro de Interior Jorge Fernández Díaz vamos a hablar en serio, de un ciudadano a un ministro!

Personalmente no me molesta que recibas a Rato, entiendo que es un amigo tuyo, que sois del mismo partido y que era uno de vuestros favoritos políticos…. Entiendo a todo esto, y sin duda tenéis el derecho de veros cuando os da la gana.

Jorge Fernández Díaz
Jorge Fernández Díaz justo después de recibir a Rato. 12h41. Foto: interior.gob.es

Por otro lado, si te lo habrías pensado un poco más antes de recibirlo, vistas todas las causas que persiguen a Rato, yo en tu lugar me lo habría evitado para quedar lejos de toda sospechas, por que como bien sabes, los políticos que respetan a su pueblo (que ya el tuyo está hasta las narices de gente como Rato) y se respetan a sí mismos, calculan bien sus actos antes de actuar y meterse en una situación incómoda para todos; para ellos y para el pueblo que ya sabes como está.

Este no es el tema, total, tomártelo como una sugerencia u un consejo que han llegado un poco tarde, aunque eres mucho más mayor que yo, esta vez lo tendrás que tragar.

Insisto, yo no voy a quitarte el derecho de reunirte con tu amigo Rato o con quien sea. Este es tu derecho, y del mismo modo, no se te olvida que yo también tengo derechos que son, de hecho, en su mayoría; tus responsabilidades!

Derecho a la información Transparente:

La noticia salió en los medios, que no debes en ningún caso culparles por falta de información de tu parte. ¿Te lo explico?

Tu encuentro con Rato no figuraba en tu agenda Oficial del 29/07/2015, y si no fuera por los medios, nunca nos habríamos dado cuenta (esto me recuerda al viaje del Rey a Botsuana, ¿Te suena?). Por lo tanto, los medios “se lo han currado” para informar sobre lo que pasó. Mientras tu, Sr. ministro de Interior, no ha dicho nada sobre este tema antes de que lo saquen los medios.

Tu agenda no contenía esta visita, tampoco has emitido un comunicado Oficial a la prensa para informar de este encuentro en su día y así evitarte esta situación e evitarnos más indignación (tu derecho ver a Rato y el nuestro tomarlo como nos apetezca).

No Sr. ministro, toda la culpa es tuya y no es de los medios. No has hecho público este encuentro (Tu sabrás porqué), y esto no te da ningún derecho a comunicarnos días después, con tal tono, que: “El encuentro no fue el pasado día 22 de julio ni duró dos horas como erróneamente se ha publicado.

Y fíjate que te voy a dar la razón, el encuentro se produjo justo antes del nombramiento del nuevo director general de Política Interior, o sea, poco antes de las 12h41, el nombramiento que estaba previsto a las 13h30. Lo que no te puedo asegurar es cuando empezó lo de Rato o cuánto duró… pero es lo de menos.

No sé si estarás de acuerdo conmigo que aquí ya falta un poco de Transparencia Sr. ministro… ¿o me equivoco?

Derecho del buen uso de las institución del pueblo, por parte de los políticos:

Y hablando de Transparencia, nos dices en tu comunicado: “el ministro del Interior consideró que lo correcto era recibirle en la sede del Ministerio del Interior porque garantizaba absoluta transparencia y no había nada que ocultar.

Como ya he dicho antes, nos ocultaste esta reunión, faltando así a la transparencia, y si no fuera por los medios no nos habríamos enterado.

Así, que me parece un poco absurdo y incorrecto lo que nos estás diciendo. ¿O es lo de “¡Es así, por que lo digo yo!”? Pues un estado democrático no funciona así Sr. ministro.

Por lo de “no había nada que ocultar“, esto lo sabrás tu. Yo dejaría el tiempo contarme su versión…

Cuando consideras “correcto recibirle en la sede del Ministerio“, ¿no te parece que es lo más incorrecto y irresponsable que has podido hacer? ¿Sabes que esta sede es del pueblo, el mismo que te paga, y este pueblo no tolerará bajo ningún concepto que ahí se le reciba a un presunto delincuente? ¿Quizá se te olvidó Sr. ministro que esta sede la paga el pueblo y que a ti también te paga el pueblo para dedicar las instituciones y tu tiempo al servicio del pueblo? Fuera de nuestras instituciones y de tu horario laboral, haz lo que te da la gana!

Creo que tienes que verificar tus nociones sobre lo “correcto” y lo “incorrecto“, y siendo ministro de Interior, esta verificación urge aún más!

Conclusión, ni has hecho lo correcto, ni has sido transparente y si que se han ocultado información! A los medios nada que reprochar!

Como ya te he explicado Sr. ministro de Interior, el ministerio es una institución pública, para uso limitado exclusivamente a tus funciones como ministro que la ley te permite! No es un lugar para tratar asuntos “personales“, para esto hay bares, restaurantes, hay tu casa y la de Rato… Si Rato trabajaba allí, no hubiera sido un problema, pero el caso es que no trabaja ahí, ni creo que vas recibiendo ciudadanos cada día en el ministerio, que tampoco es el caso.

Luego como su visita no era Oficial, solo tenemos tu versión de lo que se dijo dentro del despacho (ni medios, ni documentación…), lo siento pero mi reservo el derecho a la libre interpretación.

El resto de tu comunicado tiene más pinta de alguien que nos está dando lecciones “legales y procesales” que otra cosa! Lecciones que personalmente no necesito, tampoco me importa este aspecto del asunto. que le quieres dar.

Conclusión: Sr. ministro de Interior, tu actuación ha sido irresponsable, has ocultado este encuentro sospechoso con un supuesto delincuente, no has respetado la institución Pública, ni has respetado la indignación del pueblo por el asunto de Rato.

Por mi valoración de tu comunicado, lo veo como un simple texto de alguien a quien han pillad y sale sacando ojos para asustar o no sé qué! Además con un tono de superioridad insuperable. De ninguna manera me sirve este texto como “explicación” política… como Dios manda!

Y para acabar, no encuentro mejor que recordarte un artículo de la Constitución española, a que tanto defiendas:

Artículo 103.

1. La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la ley y al Derecho.

Solo me queda saludarte y pedirte una cosa: ¡Vete Ya!

Esparroquí

Esparroquí

Pienso con mi Teclado, sin Filtros, con Criterios! Que se escapen estos pensamientos ¿Qué más da?! Quien siembra miseria, no es el que siempre recoge su cólera!