España podría enfrentarse a una nueva multa por su gestión del agua

  • SEO/BirdLife cree que el Parlamento Europeo ha abierto la puerta a esta posibilidad tras el informe en el que se pide al Gobierno español rehacer los planes hidrológicos de cuenca, entre ellos el del Tajo
  • “Debería ser la última llamada de atención a España, cuyo nuevo Gobierno debe abordar un giro en materia de agua que muestre el compromiso español con el proyecto europeo y su normativa”

SEO/BirdLife cree que el Parlamento Europeo ha abierto la puerta a una multa a España por incumplir la normativa de agua tras el informe aprobado este miércoles por el Comité de Peticiones (instrumento mediante el que la ciudadanía europea puede ejercer el derecho de petición) en el que se expresan distintas “preocupaciones” sobre la planificación hidrológica española –y en concreto, de las cuencas del Tajo y del Ebro- y solicita a la Comisión Europea que rechace el segundo ciclo de los planes hidrológicos de cuenca presentados por el Gobierno español.

La organización ecologista señala que, aunque el dictamen no es vinculante,  sí evidencia cómo varias de las recomendaciones formuladas por la Comisión Europea para mejorar el primer ciclo de planificación hidrológica siguen sin incorporarse. En opinión de SEO/BirdLife, este informe “debería ser la última llamada de atención a España, cuyo nuevo Gobierno debe abordar un giro en materia de agua que muestre el compromiso español con el proyecto europeo y su normativa”. De lo contrario, aseguran, “España podría enfrentarse de nuevo a la amenaza de una multa millonaria y ver congelados fondos europeos”.

El informe del Comité de Peticiones aprobado  llega casi cuatro años después de que la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche  y la Plataforma en Defensa del Ebro, entidades de la sociedad civil con las que SEO/BirdLife colabora estrechamente, presentasen sendas peticiones. Los europarlamentarios que integran el comité –y que visitaron ambas cuencas este invierno para recabar información sobre el terreno- subrayan en el documento que los últimos planes hidrológicos de cuenca aprobados en España siguen sin abordar todas las deficiencias identificadas por la Comisión Europea en marzo de 2015 y que, por tanto, aún no cumplen las disposiciones de la Directiva Marco sobre el Agua.

El Tajo, “gravemente” afectado

A pesar de que la Comisión de Peticiones se entrevistó en aquella visita con las autoridades españolas para resolver ambos problemas, el dictamen revela “la incapacidad del Estado español para cumplir con los requerimientos comunitarios en materia de aguas y conservación de los espacios protegidos asociados.” Entre otras recomendaciones, destaca la necesidad de dotar de coherencia a las evaluaciones de impacto medioambiental y recuerda que el caudal ecológico debe ser suficiente para lograr la conservación de los espacios de la Red Natura 2000 dependientes del agua. En el caso del Tajo, según el comité, la inexistencia de caudales ecológicos llega a producir “una alteración continuada sobre los hábitats y las especies, afectando gravemente a su conservación”.

Sugiere el informe que las autoridades nacionales españolas trabajen junto a las autoridades regionales, las ONG y la sociedad civil  para preparar los planes hidrológicos de cuenca del tercer ciclo, teniendo verdaderamente en cuenta las alegaciones que puedan surgir en el proceso. Para Roberto González, técnico del Área de Políticas Ambientales de SEO/BirdLife, “a pesar de algunas tímidas mejoras, las carencias detectadas por la Comisión en el primer ciclo de planificación se han arrastrado al segundo, y, como confirma hoy el Comité de Peticiones, el trasfondo poco ha cambiado. La política de aguas desarrollada los últimos quince años en España evidencia un problema crónico de falta de gobernanza que queda reflejado en el producto final de los planes hidrológicos. Las diferentes administraciones públicas responsables se han plegado a determinados intereses creados y han sido incapaces de coordinarse por unos objetivos comunes”.

 “Desde SEO/BirdLife y otros actores de la sociedad civil llevamos años reclamando una planificación hidrológica acorde con las directivas europeas y que no comprometa el extraordinario patrimonio natural de este país. Gracias al enorme esfuerzo y civismo de las plataformas del Ebro y el Tajo, hoy los eurodiputados han respaldado de forma contundente estas reivindicaciones, a pesar de las protestas de los intereses del regadío y la energía hidroeléctrica, y los intentos de los gobiernos autonómicos y central de eludir sus responsabilidades”.

Este informe manda, en su opinión, una señal clara y es que “las Directivas de Aves y Hábitats no son un mero capricho ecologista, sino una obligación de España como estado Miembro de la Unión Europea”. Añaden que “la Directiva Marco del Agua hay que cumplirla, no esquivarla y ahora toca trabajar con seriedad en esa dirección para evitar, o por lo menos reducir, multas desde Bruselas” , apunta David Howell, coordinador del Área de Políticas Ambientales de SEO/BirdLife.

Fuente: ElDiario

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar