El Islam ante el #aborto y eutanasia

8066353297_f2b8ce9ba6_nLa existencia y expansión del Islam lo mismo en España [unos 400.000] que en Europa [casi 17 millones en 2010], obliga a tener en cuenta la(s) y, al menos, conocer, la(s) actitud(es) que el Islam adopta ante el aborto provocado y la eutanasia. A continuación se expone y extracta la visión ofrecida por el Secretario General del Consejo Europeo de Mezquitas, BAHIG MULLA HUECH, “Bioética en el Islam”.

1. Ante el aborto provocado.

Los criterios básicos para dar por lícita o no la interrupción voluntaria de un embarazo son: el interés de la gestante en primer término y no agredir al derecho del feto a la vida.
Sin embargo, respecto al aborto provocado no hay unanimidad por parte de los juristas y de las distintas escuelas jurídicas islámicas.

A) El aborto provocado es lícito ante de cumplir los 40 días de embarazo (tomando como referencia el momento de la fecundación), aunque no haya motivos médicos o psíquicos (aborto libre). Algunas escuelas jurídicas (Al-Ghazal e Ibn Al-Yawzi) está incluso en contra y prohíben el aborto. Los hambalies, Ibn Hayar, y parte de los malikíes y hanafíes lo dan por lícito pero reprobable (makrub).

B) De 40 a 4 meses (120 días) de embarazo.
– El aborto es lícito, si la continuación del embarazo afecta gravemente a la salud de la madre aun de manera presumible. – Si el feto padece malformación congénita importante e incurable.

C) de 4 meses (de 120 días) hasta el parto.
El aborto será lícito si la continuación del embarazo afecta gravemente la salud de la madre. En todo caso, la decisión de provocar el aborto está en manos del cuerpo médico y de ambos padres conjuntamente.

2. Ante la eutanasia.

La eutanasia activa está condenada unánimemente por los doctores del Islam. En cambio, la eutanasia pasiva (consistente en desconectar la asistencia mecánica cardio-respiratoria) se da por lícita bajo estas condiciones:
– Que se haya certificado por parte de especialistas una muerte cerebral irreversible bueno por parte dos familiares herederos de primera línea.
– Que se haya obtenido el visto bueno de los familiares herederos de primera línea.
– Que la probabilidad de encontrar en un futuro razonable un descubrimiento científico capaz de solventar el proceso patológico que está atravesando el enfermo sea nula.
– Que la autoridad judicial verifique y notifique las decisiones médicas y familiares.

Los excepcionales casos de enfermos diagnosticados previamente de muerte cerebral que hayan recobrado sus actividades vitales no representan un criterio válido para prohibir la eutanasia pasiva.

Concluyendo con BAHIG MULLA HUECH, “La jurisprudencia islámica sobre la bioética es una especie de ley marco (loi cadre) que vincula investigación y la práctica médico-biológica a la ética y al derecho, no en el sentido de limitar el progreso científico, sino orientarlo y ponerlo al servicio del se ser humano.

Referencia bibliográfica: JAVIER DE LA TORRE (ed.), Enfermedad, dolor y muerte desde las tradiciones judeocristiana y musulmana (Madrid, Universidad Pontifica Comillas 2011), cap. XXVI, nn. 6 y 7.

Fuente: El blog de Carlos Corral

Esparroquí

Esparroquí

Pienso con mi Teclado, sin Filtros, con Criterios! Que se escapen estos pensamientos ¿Qué más da?! Quien siembra miseria, no es el que siempre recoge su cólera!

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar