El anonimato en Internet

Era joven y me despertó una viñeta en la prensa de la época con relación a la guerra de Vietnam: se ve un tanque en medio de una población destruida, y de su interior, mediante un altavoz dirigido al exterior, se oye: “Salid cobardes vietnamitas, dad la cara”

Frases de algunos políticos, periodistas, tertulianos, etc., desde dentro de sus tanques:

“Algunas personas se esconden en el anonimato para insultar y amenazar desde las redes sociales”

Este tipo de frases, mensajes, consignas, proclamas, arengas, opiniones, sátiras, chistes etc., están dentro de la libertad de expresión y hacen su función porque se refiere a “algunas”, que para el que oye lo que quiere oír, significa: “todas las personas que se esconden en el anonimato”. El anonimato, es malo, es el demonio, nos ataca y hace daño a todos, debe ser ilegal.

Recuerdo un derecho: “El derecho fundamental a la protección de datos reconoce al ciudadano la facultad de controlar sus datos y la capacidad para disponer y decidir sobre los mismos”

Se refiere claro a “todas las personas”, no a “algunas”. Por lo tanto, entiendo que “todas las personas” estamos amparadas por este derecho a la protección de nuestros datos y podemos decidir sobre los mismos.

“No insulta, ni amenaza quien quiere, sino quien puede”.

Para “algunas personas” la frase: “Algunas personas se esconden en el anonimato para insultar y amenazar desde las redes sociales”, les resulta un insulto a la inteligencia y una amenaza porque puede influir, dependiendo de quién esté en el poder, para realizar cambios en la ley que nos afecta a “todas las personas”, no solo a “algunas”.

A los hechos me remito. Los tanques están disparando. Primeras víctimas: Titiriteros y Tuiteros…