COSTUMBRES

Estamos acostumbrados a dar como costumbre, valga la redundancia, las cosas que no están bien hechas o son aberraciones.

Pongo un ejemplo de una persona que conozco y siempre me dice este refrán: Santa María madre de Dios, quítate tu para hartarme yo. Con estas palabras esta disculpando la corrupción además de normalizarla.

Afortunadamente esta costumbre se está modificando y cada vez más gente repudia este tipo de actos.

Los escándalos de la Púnica, Gürtel… han hecho abrir mucho los ojos de los ciudadanos. Este año incluso en periodo estival no se ha dado de lado a estos escándalos. Los jueces parecen que se han puesto “pilas alcalinas” y no están dejando títeres con cabeza e investigan hasta el último resquicio.

Del otro lado se encuentran los corruptos (presuntos), algunos como Bárcenas o Rato no dejan de hacer ostentaciones e incluso los vemos disfrutando de lujosas vacaciones. Mientras muchos ciudadanos están desempleados e incluso pasando calamidades, con lo cual lo ven como una burla hacia ellos. Después que han robado lo restriegan.

Y para colmo tenemos a la señora Aguirre que nunca se enteró ni vio nada. Y todo aquel que está imputado en la Púnica ha sido traído de la maño de esta gran “cazatalentos”.

Me reitero y digo que afortunadamente la tendencia cambia y los ciudadanos decimos: NO A LA CORRUPCIÓN.

Ya solo nos falta cambiar al gobierno para hacer un profundo cambio y que España vuelva a deslumbrar.

 

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar