Claro que es “Pura Normalidad” Mariano Rajoy

Que cuelen la Monarquía a los españoles en una Constitución que no podían rechazar por miedo a la Dictadura, porque lo consultaron y la gente no quería la Monarquía pero la metieron igual, es “pura normalidad”. ¿No es así Mariano Rajoy?

Que España sea un Estado Aconfesional donde la iglesia se comporta como dueña del país, viviendo Gratis y apropiándoselo todo sin control es “pura normalidad”. Que el PP y el PSOE se pasan por el forro la Soberanía Nacional entregando el país a la Troika cambiando -a escondidas- el artículo 135 es “pura normalidad”.

Que el partido del Gobierno, el Partido Popular, esté imputado por Corrupción y que siga gobernando es “pura normalidad”. Y es “pura normalidad” que el Partido Popular gane las elecciones con dopaje financiándose en B y financiando sus campañas en B. También se sospecha de, al menos, un Pucherazo electoral el 26J, pero aunque sea verdad, será también un acto de “pura normalidad”.

Que los tesoreros del Partido Popular, sí ese partido que gobierna, además de cientos de sus cargos estén entre imputados, detenidos y citados en casos de Corrupción es también “pura normalidad”. Que algunos de ellos, pesos pesados, “murieron” cuando menos era necesario también lo hicieron con una “pura normalidad”. Que se saquee a las arcas públicas por una Trama ayudada por los Políticos y luego se comparten el botín entre comisiones y sobresueldos, es “pura normalidad”.

Que se vende o expropie (o lo que se le llama “privatizar”) a los servicios públicos para que unos pocos se lucren de ello es “pura normalidad”. También es “pura normalidad” que las instituciones públicas sirvan como instrumento para atacar, difamar y perseguir a los adversarios políticos.

Tener a los medios de comunicación al servicio del partido político gobernante para manipular la información, ocultarla y atacar a adversarios es un acto de “pura normalidad”. Que se les compre con subvenciones, con publicidad institucional de las arcas públicas y privando a otros medios del mismo derecho se le puede considerar una “pura normalidad”.

Es una “pura normalidad” convertir el aparato judicial en una mesa de ajedrez donde se pone, se mueve y se quita a jueces y fiscales como si fueran peones para sus fines personales y políticos. Que alguien del gobierno chive a los corruptos sobre los procesos judiciales secretos que les afectan es una “pura normalidad”, incluso que se les avise de que estén bajo escuchas policiales, es una “pura normalidad”.

Que el Fiscal AntiCorrupción se dedique a sacar a Esperanza Aguirre de los apuros de su fuga, a proteger al corrupto Miguel Blesa, a denunciar al juez Elpidio Silva o a impedir el registro de la casa de Ignacio González, son chiquilladas que “no merecen la pena” como dice el Ministro de Justicia, pero lo entendemos, son actos de “pura normalidad”. Que el Ministerio de Interior se convierta en un “Confesionario” para los Corruptos, donde se les de protección, o conspire contra adversarios políticos, es un acto de “pura normalidad”.

Que haya más tuiteros en la cárcel por 140 caracteres, que corruptos por millones de euros robados, es “pura normalidad”.

Que el PSOE y Ciudadanos engañen a sus votantes después de prometer en campaña “Nunca pactaremos con el PP”, y luego secuestran sus votos e investir a tú partido Corrupto, es “pura normalidad” democrática. Que el tripartito se dedique en el Congreso y en muchas otras instituciones a bloquear a cualquier iniciativa por el simple hecho de que venga de Podemos o similares, en contra del interés de la ciudadanía, es también una “pura normalidad”.

Que España esté gobernada por una “Organización Criminal” y que su Presidente Mariano Rajoy, tú, se sentará en el banquillo y todavía no dimite, es un acto de “pura normalidad”. Pero claro, vas como “testigo” Mariano, como cualquiera que no ve un Jaguar en su garaje, o como cualquiera que “firma por amor”, o como alguien que pasaba por Génova y que no sabía nada de lo que pasaba nada, es algún muy normal y creíble, una “pura normalidad”.

Todo esto, es “pura normalidad” Mariano Rajoy, dicho de otra manera y a tú estilo Sr. Capo de la Mafia: es “normalidad pura”, o normalización pura de vuestra corrupción, mala gestión y desfachatez.

Sabes Mariano… la “pura normalidad” es ver al Partido Popular ilegalizado según el Código Penal vigente y la Ley de Financiación de Partidos, no hay que inventarse nada. Sería una “pura normalidad” verte en la cárcel junto a tu Mafia Corrupta que ya estamos tardando.

Esa es la “pura normalidad”, la tuya es una anomalía y un escándalo que entrará en la historia de este país como tal.

Esparroquí

Esparroquí

Pienso con mi Teclado, sin Filtros, con Criterios! Que se escapen estos pensamientos ¿Qué más da?! Quien siembra miseria, no es el que siempre recoge su cólera!

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar