Caesar missing

A veces el Arte y la Cultura confluyen como en un alef cuando titulan como este artículo el asunto de un e-mail que nos provoca ternura, simpatía, risa y reflexión. Todo ser humano es en sí una fuente infinita de profundos ejemplos preciosos de bondad desde el crudo y todo poderoso Julius Caesar, hasta la pequeña gran profesora de un colegio público en mitad de una macrourbe.

A veces el sistema depravado hace guiños a esa bondad que nos eleva, y es porque los hombres y mujeres que lo integran sí pueden cambiar los acontecimientos.

<< Hola a todos:

No esto no es una broma. César, el dragón barbudo, ha desaparecido de mi aula. Un equipo nuestro ha peinado la zona sin éxito. Es posible que esté en algún sitio inverosímil, pero también es posible que algún alumno se lo haya llevado, ya que estuve fuera un par de minutos cuando desapareció. Sería fantástico que todos pudierais mantener ojos y oídos alerta con el tema.

Gracias>>

Así comenzó mi semana pasada, leyendo este mensaje por mail. Les aseguro que tiene todavía más gracia en inglés, sobre todo por la imposibilidad española de conectar con rapidez una foto de baja calidad ya vista, con el texto, y no pensar en metáfora. A veces las cosas son más sencillas.Siniguanatulo

También la semana pasada por twitter pude hacerme eco de otra noticia que nos llegaba desde Europa: la eurocámara eliminaba las subvenciones a la cría del toro de lidia por una más que amplia mayoría que cuadriplicaba casi la de los que querían seguir manteniendo artificialmente y con fondos públicos la continuidad de una especie que se perpetúa:


– Violando a los especímenes más nobles

– y por inseminación

– generando un tipo concreto de ganadería cuyo objetivo son usos depravados de esas crías en fiestas populares.

Por supuesto, corre en internet la lista pública de la votación y, como no, europarlamentarios del PP, PSOE y Cs, como Girauta, están integrados en los que para evitar el problema del paro, entre otras cosas, prefieren subvencionar a la lidia.

https://ia601509.us.archive.org/17/items/compresoron_gmail_Mep/mep.html

El nivel de la política en el estado español es impresionante, y cómo se pretenden solucionar grandes problemas sociales desde la indignidad o la incompetencia, terrorífico. La correcta gestión pública de las subvenciones es solo implementar el interés general con la ayuda de una materia que, tras inversión, exponencialmente generará riqueza de cualquier tipo, por ejemplo educacional, cultural, económica… a la población.Sinitoroítulo

¿Me pueden explicar los europarlamentarios que votaron a favor de las subvenciones al toro de lidia cuál es la riqueza que se multiplica y cómo se multiplica, para los ciudadanos europeos con esas subvenciones? Solo hay dos posibles contestaciones dentro de la razón no muy convincentes:

-Que hay una parte pequeña de la población europea que entraría poco a poco en el paro.

– Que no se extinguiría un animal creado por el hombre.

Bueno, so pena de perder exquisiteces culinarias de espanto vegano como el rabo de toro, podrían dejar que la tradición, la variación de la actividad económica y el ecosistema evolucionara orgánicamente, porque lo que parece estar claro es que el gusto por lo taurino, cuyas raíces solo las mantiene, y a distancia, el bombero torero en España, parece no ser ya un gusto generalizado, como ocurrió cuando otro Caesar echaba cristianos a los leones en el Imperio Romano, que terminó por erradicarse afortunadamente.

Habría que preguntarse el tipo de formación en gestión pública y en Derecho Comunitario de algunos europarlamentarios, y el sueldo que se llevan gracias a esa formación, para descartar las argumentaciones de los del capitalismo de amiguetes.

De todas formas, estamos de enhorabuena, hemos dado gracias a Europa, un pasito más hacia la sociedad desarrollada de la que a veces parece que nos alejamos tanto. Esta vez Europa tiró de nosotros.

<<Estoy segura de que todos pensaréis que estoy loca (si no lo pensabais ya), pero… ¡Cesar ha aparecido! Tres hurras por todos los que han colaborado en la búsqueda y rescate: en particular a B. y S. por abrir innumerables cajones; B2., que rompió mi radiador; D., que odia
los reptiles; W., que le construyó a Cesar una caseta; W2., que se resistió a darse por vencido; y C., por sus reconfortantes mensajes.

Gracias equipo>>

Desde luego, la muy divertida y feliz historia de César, si en la tónica tan nuestra obviamos que no debería haber animales en cautividad, para lo que recomiendo de manera fácil disfrutar en la pentalogía del Planeta de los Simios la otra historia del otro César, tiene tildes de ingenuidad e histrionismo, pero sobre todo de responsabilidad, solidaridad, cooperación, buenos sentimientos… incluso de valentía, que servirán para ayudar a cualquier ser vivo, reptil o humano, que necesite amparo de los demás. Splanetaulo

<<Estoy tan aliviada de que César no haya sido sometido a un secuestro reptiliano y dejado languidecer hasta la podredumbre en un armario por hacer una broma. ¡Recuperada la fe!
¡Arriba equipo!>>

Como se podrá comprobar, en mis letras no he querido hablar de la tan denostada Cultura y el tan bastardeado Arte, algo que sirve para elevar el espíritu haciéndonos sentir un poquito más cerca de un gradito de evolución… el anhelo de trascender en la supervivencia. Pues bien, no hablo hoy de ello, porque no viene al caso con el tema, y lo reservo para un ataque más feroz de la miss. En esta estafa orquestada que es el sistema actual, donde parásitos con tiempo libre con colonia de marca pagada por todos hacen el ridículo por un sueldecito con el que ser tan inhumanos con los demás, tras la decisión del PE de la que os he hablado hemos encontrado a César ¡recuperada la fe en la eurocámara! ¡Arriba equipo!insectlo

Carmen López

La omnívora amante de la carne roja que la prefiere a comer insectos

Artículo de @__CarmenLopez para Alcantarilla Social

Al continuar navegando en Digo-Yo.es estás aceptando la política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar